Muchas personas, cuando se les pregunta cuál es la universidad más antigua de América, responden que es Harvard. Y se equivocan. Por supuesto, Harvard es muy antigua, fue fundada en 1636. Pero, incluso con tal fecha de nacimiento, esta institución es menor de edad al lado de su equivalente mexicana. La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ubicada en la Ciudad de México, ¡abrió sus puertas en 1553!

antigua
Antigua Universidad de México

Las primeras noticias sobre el interés del arzobispo fray Juan de Zumárraga en que la Nueva España contara con una universidad datan de 1536. Pronto se sumó a esta iniciativa el virrey Antonio de Mendoza y la Corona dio una respuesta positiva en 1547.

la Piedra
La Piedra de la Real y Pontificia Universidad de México

Pero no fue sino hasta el 21 de Septiembre de 1551 cuando se expidió la Cédula de creación de la Real y Pontificia Universidad de México. Su apertura tuvo lugar el 25 de Enero de 1553. Se organizó a imagen y semejanza de las universidades europeas de tradición escolástica, particularmente la de Salamanca.

En 1778 fue abierta la Real Escuela de Cirugía y en 1792 el Real Colegio de Minería. Dos años más tarde fue establecida la Academia de San Carlos, para el estudio de las Bellas Artes.

primera casa
Primera casa de la Real y Pontificia Universidad de México

Al sobrevenir la independencia, se suprimió el título de Real, ya que el rey de España dejó de tener soberanía en el país. Se le llamó entonces Universidad Nacional y Pontificia, para después quedar sólo con el nombre de Universidad de México. Fue cerrada en los años de 1833, 1857, 1861 y 1865. No fue bien vista por los liberales, que la hacían ejemplo de retroceso.

El emperador Maximiliano la reabrió para luego clausurarla. Existían establecimientos para el estudio de la medicina, la ingeniería, la teneduría de libros, la arquitectura y la jurisprudencia, a los que se sumó más adelante la Escuela de Agricultura. En 1867, el doctor Gabino Barreda estableció la Escuela Nacional Preparatoria, cuyo plan de estudios estaba completamente inspirado en el pensamiento de Augusto Comte. Su puesta en marcha extinguió los restos de la educación colonial que había sobrevivido hasta el siglo XIX.

tribuna
Escuela Nacional Preparatoria

Los antecedentes inmediatos de la universidad mexicana moderna datan del proyecto presentado por Justo Sierra en la Cámara de Diputados el 11 de febrero de 1881. El 7 de abril siguiente fue refrendado ante la Cámara, con el apoyo de las diputaciones de Aguascalientes, Jalisco, Puebla y Veracruz.

escudo
Escudo de la Imperial y  Pontificia Universidad de México

Como es sabido, su proyecto no prosperó, pero Sierra jamás abandonó la idea de establecer en México una Universidad Nacional. En dicho proyecto, Sierra incluyó, como partes integrantes de la nueva institución, a las escuelas de Bellas Artes, de Comercio y de Ciencias Políticas, de Jurisprudencia, de Ingenieros y de Medicina, la Escuela Normal, la de Altos Estudios, la Escuela Nacional Preparatoria y la Secundaria de Mujeres.

ingenieros
Escuela de Ingenieros

Sierra presentó de nuevo su proyecto en la apertura del Consejo Superior de Educación Pública el 13 de abril de 1902, y lo reiteró tres años más tarde ante el mismo organismo. En el año de 1905, la idea adquirió mayor fuerza, a partir del momento en que la Secretaría de Instrucción Pública fue una realidad al quedar escindida de la antigua Secretaría de Justicia.

Justo Sierra
Justo Sierra

Sierra pasó de subsecretario a titular de la recién creada dependencia del Poder Ejecutivo. El 30 de Marzo de 1907, dentro del marco del centenario de la Independencia, anunció que el presidente de la República estaba de acuerdo con la apertura de la Universidad Nacional.

Con objeto de hacer realidad el proyecto, la Secretaría envió al pedagogo Ezequiel A. Chávez a Europa y a los Estados Unidos en tres ocasiones: «para que analizara el funcionamiento de varias universidades». De los estudios llevados a cabo por Chávez surgió el proyecto definitivo de la Universidad Nacional de México.

Fuente