Como todo en la vida, el exceso de consumo de café puede llegar a ser nocivo para la salud; sin embargo, conviene conocer los beneficios del consumo moderado.

El café es parte del día a día de millones de personas en todo el mundo. Los que lo consumen todos los días son conscientes de la importancia que tiene esta bebida en su rendimiento diario, pues permite activar el organismo y comenzar la jornada con la mayor energía posible.

La Fundación Española de Nutrición (FEN) afirma que el café contiene minerales, siendo una gran fuente de potasio, magnesio o calcio. Además, contiene ácidos orgánicos como el ácido cafeico, polifenol con capacidad antioxidante, que influyen en el sabor, olor y aroma del café, siendo estos los responsables de su acidez.
«La cafeína es un alcaloide que penetra con facilidad en todas las células del organismo y estimula la transmisión de los impulsos entre las neuronas. La ingesta de cafeína de hasta 400 mg/día proveniente de todas las fuentes no da lugar a problemas de salud en población adulta sana excepto en el caso de las mujeres embarazadas, donde esta cantidad se limita a 200 mg/día», explican desde FEN.

Asimismo, diversos estudios afirman el efecto que tiene el café en la salud, sobre todo, en cuanto a la salud cardiovascular se refiere. De hecho, un estudio de la Universidad de California demuestra que el riesgo de sufrir arritmias no aumentaba con el consumo moderado de café, por lo que el café podría ser más saludable de lo que parece

Esto es lo que pasa si tomamos café todos los días:

En contra de las creencias que desde hace décadas satanizaban al café y a la cafeína, los investigadores de ‘Mayo Clinic’ afirman que los estudios más recientes sugieren que, en realidad, el café puede tener beneficios para la salud. Asimismo, explican el motivo de que cobrara mala fama: «Las primeras investigaciones sobre el café no siempre tuvieron en cuenta que los grandes bebedores de café también tendían a consumir tabaco y a ser sedentarios».

«Cuando los estudios más recientes se ajustaron según esos factores, encontraron una posible asociación entre el café y la disminución de la mortalidad», añaden los expertos, que consideran que el café puede reducir el riesgo de padecer enfermedades como el Parkinson, la diabetes tipo 2, la enfermedad hepática, el cáncer de hígado, ataques al corazón o accidentes cerebrovasculares.

Sin embargo, conviene controlar el consumo del café y no abusar nunca de esta bebida. De hecho, otros estudios han demostrado que el consumo excesivo diario de cafeína puede provocar un aumento en la presión arterial, y prohíbe su consumo excesivo en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Riesgos de abusar del café:

El que abusemos de su consumo, puede provocar cuadros de osteoartritis, artropatía y obesidad, según la profesora y epidemióloga, Elina Hyppönen.

Los investigadores consideran que «debemos recordar que lo mejor es consumir café con moderación; ésa es la mejor opción para disfrutar de su café y una buena salud también.

Debido a la adicción que puede llegar a provocar la cafeína, muchas personas se exceden en su consumo, dando lugar a los siguientes problemas en el organismo:

°Adicción a la cafeína

°Sobrepeso y obesidad

°Acidez estomacal

°Dientes amarillentos

°Dolores de cabeza e insomnio

Por este motivo, lo ideal es un consumo moderado y responsable del café, aunque lo tomemos todos los días, para evitar sorpresas desagradables.

Fuente: Tododisca

Compartir