La vida útil de loscuchillos de cocina depende mucho de su calidad y del tipo de uso que les demos. No siempre es fácil saber si solo hay que afilarlos o ya vale la pena cambiarlos.

Los cuchillos de cocina de buena calidad pueden durar hasta medio siglo con el mantenimiento adecuado. Por ello, siempre vale la pena invertir en una buena marca.

Un cuchillo con poco filo o que esté flojo es muy peligroso porque nos obliga a hacer más presión y eso puede provocar accidentes. Antes de comprar uno nuevo para tu hogar o para un obsequio,  revisa esta información.

¿Cuándo basta con afilar los cuchillos de cocina?

Si tus cuchillos de cocina están en perfecto estado y solamente han perdido un poco el filo, puedes llevarlos con tu afilador de confianza y seguramente lo dejará como nuevo a un costo muy accesible.

De hecho, vale la pena llevar a afilar bien incluso los cuchillos nuevos, especialmente cuando no son profesionales de gama alta.

Toma en cuenta que la famosa chaira de acero, es decir, un instrumento alargado con el que vienen muchos sets de cuchillos, no incrementa el filo, sólo lo corrige alineando todas esas imperfecciones de la hoja que se van acumulando con el uso.

Los afiladores en toda regla son instrumentos que desgastan el borde del filo anterior para hacer uno completamente nuevo. Deben usarse con moderación porque estos sí desbastan el material poco a poco y hacen que pierda altura.

Mantén tus cuchillos en buen estado

Para mantener tus cuchillos en buenas condiciones, dáles mantenimiento cada seis meses o cada año con un profesional. Nunca intentes cortar alimentos u objetos para los que no están diseñados. Es importante que conozcas para qué sirve cada tipo de cuchillo.

Por ejemplo, los cuchillos de pan se arruinan con mucha frecuencia porque erróneamente los usamos para “serruchar” cosas rígidas, como el hueso. Aunque lo correcto sería usar un cuchillo carnicero.

Adicionalmente, nunca uses una tabla para cortar de un material más duro que el cuchillo. Lo ideal es que sea de madera o bambú. De preferencia, nunca los metas en el lavavajillas.

¿Cuándo es necesario cambiar los cuchillos de cocina?

  • Si la hoja del cuchillo está doblada o rota, ya no hay nada qué hacer y hay que cambiarlo.
  • Si el filo del cuchillo tiene muescas o es irregular, cámbialo por otro porque en lugar de hacer cortes limpios “desgarrará” los alimentos y hará que el proceso de cortar sea mucho más difícil.
  • El mango se ha aflojado. En estos casos, la hoja se puede soltar en cualquier momento, lo cual es sumamente riesgoso. Lo mejor es desechar estos cuchillos de inmediato.
  • Cuando los remaches se oxidan. Esto significa que no son de acero inoxidable como el resto de la hoja, y cuando se desgastan aflojan el mango.

Recuerda que una buena opción para comprar cuchillos de buena calidad es asesorarse a través de Internet y en tienda en línea, como Coppel.com, donde puedes ver a detalle sus características y adquirirlos en pocos clics.

Otro consejo es no acumular cuchillos que no uses porque eso puede ser peligroso. Mejor sustituirlos por un set de cuatro o cinco piezas que realmente se adapte a tus necesidades en la cocina, y si es posible que tengan una base incluida.

Recuerda que siempre que vayas a tirar tus cuchillos viejos, debes envolverlos cuidadosamente con cartón y cinta adhesiva para evitar accidentes. En lugar de ponerlos en la basura, espera a que pase el ropavejero o el afilador y dáselos a ellos.

¿Qué considerar antes de comprar cuchillos de cocina nuevos?

1. Que el mango se adapte bien a la forma de tu mano. Como todos somos distintos, hay algunos tipos y tamaños de cuchillos que se sentirán mucho más cómodos para ti. Prueba varios y aprende a conocer los modelos que maniobras mejor.

2. Los cuchillos de una sola pieza de acero inoxidable son una opción un poco más costosa, pero más duradera. Sin embargo, es importante que el mango tenga una forma muy ergonómica porque es un material mucho más rígido que la madera.

3. Lo mejor es comprar cuchillos de marca reconocida, ya que es garantía de su durabilidad.