A muy pocas horas de la CDMX se encuentran estos Pueblos Mágicos para recorrer en un sólo día y disfrutar al máximo.

Uno de los más grandes placeres en el mundo es viajar, afortunadamente no hay que ir tan lejos para disfrutar de esta experiencia en la que te empapas de otra cultura y tradiciones mientras pones a prueba todos tus sentidos. Aquí te presentamos 7 Pueblos Mágicos muy cerca de la CDMX y que puedes recorrer en un día cada uno, así que prepara el auto y una mochila con tus básicos, avísale a tus amigos y activa tu modo explorador porque encantadores paisajes, las mejores artesanías y deliciosa gastronomía están incluidos en el plan.

ACULCO, ESTADO DE MÉXICO

Aculco forma parte de los Pueblos Mágicos desde 2015, este pequeño poblado ubicado a dos horas de la CDMX ofrece hermosos paisajes entre montañas, peñas y cascadas. La Cascada de la Concepción es uno de sus principales atractivos turísticos, entre columnas basálticas se forma una impresionante caída de agua de 15 metros de altura. En este sitio puedes practicar rappel, senderismo y campismo y aunque el clima es templado la mayor parte del año, la mejor época para visitar la cascada es la época de lluvias, cuando sus aguas alcanzan los mejores niveles. Además de su belleza natural, el centro tiene una hermosa arquitectura colonial que vale la pena conocer a pie. No puedes irte sin probar sus exquisitos quesos y las enchiladas aculqueñas.

ATLIXCO, PUEBLA

A menos de 3 horas de la CDMX se encuentra este hermoso Pueblo Mágico famoso por ser uno de los principales productores de plantas y flores en nuestro país. Aquí disfrutarás de buen clima y paisajes con vista al volcán Popocatépetl (el mejor sitio para observarlo es desde el Cerro de San Miguel o desde la terraza del Hotel Boutique Mansión del Conde). Visita a sus viveros, tómate una foto en el mural Danzantes del Atlixcáyotl’ plasmado en 87 coloridos escalones, come un helado en el centro y disfruta de su cecina y consomé atlixquense. Para llevarte como souvenir, lo mejor son las artesanías hechas con barro y por supuesto, flores y plantas de sus viveros.

BERNAL, QUERÉTARO

En este Pueblo Mágico se encuentra uno de los mayores atractivos turísticos de todo Querétaro: la Peña de Bernal –el tercer monolito más grande del mundo–. Disfruta un día lleno de tranquilidad y llénate de energía escalando o practicando rappel en la Peña, luego prueba las famosas gorditas acompañadas de migajas o tu guisado favorito. Si quieres refrescarte, prueba la tradicional nieve de guamichi, original del pueblo. Y si eres de los que les gusta ‘chacharear’ recorre las hermosas calles del centro y encuentra las mejores tiendas de artesanías, entre las que destacan rebozos, tapetes, cojines, chamarras y cobertores de lana y manta. Para llevar a casa, no pueden faltar quesos y vinos de la región y los dulces de leche o fruta cristalizada.

METEPEC, ESTADO DE MÉXICO

Una de las grandes joyas que atesora el Estado de México, es sin duda Metepec. El barro es el alma del pueblo y sus tiendas de artesanías lo confirman. Si buscas artículos para tu hogar o quieres regalar una cazuela a tu tía favorita, este es el lugar indicado. Otra de las creaciones de barro en Metepec es el árbol de la vida, este precioso objeto de arte es una de las representaciones más vivas de su esencia. Visita el Parque Juárez, el Templo del Calvario –desde este punto obtendrás una magnífica vista panorámica de todo Metepec– y el Jardín Lineal –con esculturas, fuentes y exposiciones temporales– mientras disfrutas un helado. A la hora de comer, nuestra recomendación es la pizzería Nolita o Casa la Troje con comida tradicional mexicana.

MINERAL DEL CHICO, HIDALGO

Perteneciente al Corredor de la Montaña Hidalguense, este lugar es un pintoresco pueblo de origen minero rodeado de bosques de pino, encino y oyamel. Sus principales atractivos son asombrosas formaciones rocosas perfectas para practicar actividades deportivas y ecoturísticas como ciclismo de montaña, senderismo, rappel, tirolesas o recorridos en antiguas minas. Comienza el día tomando un desayuno tradicional en el centro del pueblo, tip: la barbacoa y los pastes son las estrellas de este lugar. Luego, recorre sus callejones con coloridas fachadas y visita la Iglesia de la Purísima Concepción. Finalmente, atrévete a explorar alguna de las maravillas naturales de Mineral del Chico o recorre todo el pueblo a bordo de una cuatrimoto mientras un guía te cuenta todo sobre este bello lugar.

TEPOTZOTLÁN, ESTADO DE MÉXICO

El Pueblo Mágico de Tepotzotlán es un destino perfecto para escapar de la ciudad y obtener ese encanto provinciano que buscas cuando piensas en un Pueblo Mágico. En el centro puedes disfrutar de una buena nieve mientras admiras su arquitectura colonial y parroquias más emblemáticas, también puedes visitar el Museo Nacional del Virreinato para conocer más sobre su historia o comer en alguno de sus restaurantes con comida tradicional mexicana. Los fines de semana encontrarás pequeños mercados y puestos de comida. A pocos minutos de ahí, se encuentan los famosos Arcos del Sitio, una monumental obra levantada en la época virreinal a principios del siglo XVIII en la que puedes disfrutar de diferentes actividades al aire libre.

VILLA DEL CARBÓN, ESTADO DE MÉXICO

Ubicado al norte del Estado de México este Pueblo Mágico es una buena opción si lo que buscas es paisajes fríos y boscosos. La recomendación es comenzar por el centro, caminar en la famosa Plaza Hidalgo y disfrutar de sus jardines y tiendas de artesanías. Visita la Iglesia de la Virgen de la Peña de Francia y luego dirígete al mercado de artesanías, ahí encontrarás muchos artículos de piel fabricados artesanalmente por los artesanos locales. Para comer, la comida típica es la barbacoa, el mole, las carnitas y las truchas, confía en tu instinto y entra en ESE restaurante o apuesta por El Rincón Brujo. Antes de irte, prueba el rompope de Villa del Carbón, es una de las bebidas más ricas del lugar.

Autor: Alejandra Perez

Fuente: Food and Pleasure

Compartir