Los niños genio cuentan con habilidades de razonamiento, memoria y resolución de problemas mayores a los pequeños de su edad.

Te decimos 5 características que son claves para identificar si tu hijo es un niño genio. Este tipo de niños cuentan con una mayor capacidad de razonamiento y análisis que otros de su edad, por lo que necesitan de una educación especializada para prepararlos y desarrollar todo su potencial.

Desde que son pequeños es posible detectar señales de que tienen un nivel de IQ superior al resto e identificar si poseen un alto nivel de inteligencia por encima de otros niños y niñas. Es importante decir que este desarrollo puede ser en distintas áreas como: matemáticas, lingüística, historia, memoria, ejercicio o incluso, en habilidades artísticas.

Los niños superdotados o mejor conocidos como “niños genio” no siempre son detectados por los profesores y por el sistema educativo, pero es importante que reciban un tipo de educación especial para que puedan desarrollar plenamente sus capacidades.

Según los psicólogos educativos existen algunas cualidades que pueden ayudar a que un niño posea cualidades de ser superdotado. Estas son:

  • Capacidad temprana para leer, aprender y comprender cosas rápidamente.
  • Se absorbe en temas de interés.
  • Observación aguda, curiosidad y tendencia por hacer preguntas respecto a su entorno.
  • Capacidad para entender elementos abstractos.
  • Mucha creatividad e inventiva.
  • Desarrollo temprano de habilidades motoras (por ejemplo: equilibrio, coordinación y movimiento).
  • Disfruta de aprender de nuevos conceptos.
  • Uso temprano de vocabulario avanzado.
  • Retención y memoria de datos.
  • Autosuficiencia y capacidad de completar tareas solo.
  • Capacidad para ver situaciones desde diferentes enfoques.

De acuerdo con los especialistas, la mejor edad para detectar si un niño cuenta con un nivel de inteligencia por arriba de los estándares es a los 5 o 6 años, aunque desde los 2 a 4 años ya existan señales.

Ahora bien, un niño genio no necesariamente tendrá un rendimiento académico alto. Muchas veces un niño con calificaciones altas es considerado como muy inteligente, pero no necesariamente significa que sea superdotado. Incluso, muchos chicos que tienen un alto IQ no siempre obtienen buenas calificaciones debido a que se distraen fácilmente.

Los niños superdotados se aburren con facilidad en la escuela, por lo que es usual que se confunda con trastorno de déficit de atención e hiperactividad. Sin embargo, en caso de que el niño esté interesado por un tema o una tarea se podrá concentrar más de lo que se espera para su edad.

Autor: Alma Sofía Velázquez

Fuente: Televisa

Compartir