Desde ya hace tiempo, me llené de curiosidad por saber qué papel juega realmente la Organización de las Naciones Unidas (ONU), así como sus secretarios generales, quienes han sido distinguidos personajes de todas partes del mundo.

El actual secretario es Antonio Guterres, diplomático de Portugal, ex primer ministro de su país, con amplia experiencia y reconocido prestigio en desarrollo sustentable. Estará al frente de la ONU hasta el 2026. Vale la pena destacar que es católico y miembro del Partido Socialista de Portugal, y ha recibido premios y condecoraciones por parte de organizaciones de izquierda y derecha.

Al inicio de la Asamblea Anual de la ONU de este año, dijo que el mundo está ante «la mayor cascada de crisis» y se mueve «en la dirección equivocada».

GUTERRES CONSIDERÓ QUE, EN LUGAR DE IR EN UN CAMINO DE SOLIDARIDAD, «ESTAMOS EN UN CALLEJÓN SIN SALIDA A LA DESTRUCCIÓN».

«Estamos al borde de un abismo y moviéndonos en la dirección equivocada. Nuestro mundo nunca ha estado más amenazado o dividido. Enfrentamos la mayor cascada de crisis en nuestras vidas». Una frase que Guterres mencionó es lapidaria:

“APROBAMOS EL EXAMEN DE LA CIENCIA, PERO ESTAMOS SUSPENDIENDO EN ÉTICA».

Para acreditar sus dichos, afirmo “que los derechos humanos están bajo fuego”, citando como ejemplos los conflictos en Afganistán, Etiopía y Yemen.

Con valentía y objetividad dijo “que la degradación de la situación social en el mundo, provocada por la corrupción y las desigualdades, está erosionando no solo la confianza de la gente en los gobiernos e instituciones, sino también en los valores que han animado el trabajo de las Naciones Unidas durante más de 75 años”.

La gente común pregunta: “Cuando vemos a los multimillonarios viajando al espacio mientras millones pasan hambre en la tierra… cuando los padres ven un futuro para sus hijos que parece aún más sombrío que las luchas de hoy… Y cuando los jóvenes no ven ningún futuro…que esta haciendo la ONU y los gobiernos”, declaró el titular de la ONU.

Con toda precisión, expuso lo que consideró son las seis brechas que deben superarse para lograr un mundo mejor y para las que ha hecho una serie de propuestas en su Agenda Común:

  • La división de la paz
  • La división del clima
  • La división entre ricos y pobres
  • La división de género
  • La división digital
  • La división generacional

No todo fue negativo, ya que Guterres se dijo esperanzado que aún es posible cumplir la promesa de un «mundo mejor y más pacífico”.

LA INTERDEPENDENCIA ES LA LÓGICA DEL SIGLO XXI, ES EL PRINCIPIO BÁSICO DE LAS NACIONES UNIDAS.

«Este es nuestro momento, un momento de transformación, una era para reavivar el multilateralismo. Una era de posibilidades. Restauremos la confianza. Inspiremos esperanza. Y empecemos ahora mismo”, concluyó.

Ira viniendo, iremos viendo si nosotros aportamos lo mejor que tenemos para cuidar nuestro entorno: nuestra familia, nuestro trabajo y relación con los vecinos y amigos que nos rodean.

Autor: Raúl Monter Ortega

Fuente: Detona

Compartir