El arte de los cinefotógrafos mexicanos ha destacado en la industria del cine como Emmanuel Lubezki, Rodrigo Prieto y otro más.

Estos cinefotógrafos han obtenido una variedad de premios en la historia del cine para México, uno de ellos fue un fotógrafo empírico. En conmemoración del Día de la Fotografía, te presentamos esta selección.

EMMANUEL LUBEZKI

Egresado de la Universidad Autónoma de México (UNAM) y de la Escuela Nacional de Artes Cinematográficas (UNAM), ha destacado en el mundo del cine como director, fotógrafo y productor. Arrancó su trabajo profesional en la década de los 80´s en México. Desde 1992 comenzó a obtener diferentes premios en una gran variedad de películas destacadas, así siendo reconocido como el cine fotógrafo más conocido y galardonado de la historia.

-Premios Óscar: Gravity (2013), Birdman (2014) y El Renacido (2015)

-Premios Ariel: Como Agua Para Chocolate (1991), Miroslava (1992) y Ámbar (1993)

-Premios BAFTA: Gravity (2013), Birdman (2014) , El Renacido (2015) y Children of Men (2016)

-Festival Internacional de Cine en Valencia: Hijos de los Hombres (2006)

Lubezki a inicios de su carrera, proponía siempre una solución visual, que le llamó una narrativa clásica, consistía en cortar de planos fijos a cerrados y viceversa. El lente gran angular (van desde una distancia focal de 16mm a los 35mm, se usa para vistas panorámicas) fue uno de los lentes que destacó para capturar instantes de manera simultánea, donde puede capturar mayor cantidad de elementos en sus tomas, y el uso de la óptica le permite también abordar al personaje y a su entorno. Su técnica de iluminación ha sido la más destacada en su trabajo cinematográfico. Filma gran parte de sus planos en su “hora mágica” que es cuando el Sol está por ocultarse, donde da una luz difusa y suave para dar una limpieza en la imagen. Sustenta la disminución de la sombra, para permitir distinguir a la perfección las facciones de los actores y en sus espacios interiores o exteriores, siempre buscaba disminuir el contraste y suavizar las sombras.

RODRIGO PRIETO

Una de las esencias de Prieto fue el uso de técnica Shaky Camera (cámara en mano) para construir universos que nos aproximan a la realidad, de movimientos triperantes, lo que nos ayuda a la vivencia misma de los actores. Su uso del color, destacándolo en la película mexicana “Frida” que mostraba colores brillantes e imágenes que capturaban parte de la cultura mexicana, donde destina a cada región un color, un fotógrafo que combina formato con color, en 21 gramos propone tres paletas de color que van de lo cálido a lo frío. En el tema de iluminación, utilizaba luces de soportes para solo utilizar los rebotes de la luz, que lo denominaba como luz natural, aunque tiende a usar gelatinas para la pscilogía de los personajes y de la escena.

-Premios Ariel: Sobrenatural (1995) Un embrujo (1998) Amores Perros (2000) Biutiful (2010)

El cinefotógrafo más nominado:

-Premio BAFTA a la mejor fotografía. 2020, 2007, 2006.

-Premio Oscar la la mejor fotografía. 2020, 2007, 2006.

Entre otros muchos.

GUILLERMO NAVARRO

Guillermo Navarro posa entre bastidores con su Oscar a la mejor fotografía por “El laberinto del fauno” en la 79ª Entrega Anual de los Premios de la Academia en Hollywood, California, el 25 de febrero de 2007.

Guillermo no obtuvo la oportunidad de accesar a una escuela de cine, porque no había escuelas cinematográficas y se tuvo que formar de una manera autodidacta, adentrándose a la fotografía desde los 13 años, en un cuarto desde casa. “Mi padre murió cuando tenía 14 años, y eso me obligó a trabajar pronto y la fotografía se convirtió en mi apoyo, sin la fotografía, no habría sobrevivido”.

El trabajo haciendo las fotos fijas para un largometraje y pudo captar la complejidad de la fotografía en movimiento. Porqué para el la fotografía fija la podría controlar con el movimiento y la luz. Para Guillermo lo esencial en la fotografía, es el tema de luz, ya que resolver la ecuación de cámaras que se mueven, con actores que se desplazan y todo los requerimientos necesarios para una filmación y lo destaca como un círculo no fácil de nominar. y fue así como se adentró al cine independiente en México, creando una cooperativa cinematográfica, donde realizó una de sus primer películas y una de sus favoritas “Cabeza de vaca” que fue nominada al Óscar a la Mejor Película en Lengua Extranjera.

En California, donde colaboró con los directores Robert Rodríguez y Quentin Tarantino en películas “Desperado”, “Four Rooms” y “Abierto hasta el amanecer”. Uno de sus mayores aliados en el cine, es Guillermo del Toro, colaborando con él en las películas “El espinazo del diablo” y “El laberinto del fauno”, en la que consiguió el premio Óscar, Ariel, CEC y Goya a la Mejor Fotografía en el año 2006.

GABRIEL BERISTAIN

Productor, director de fotografía y de televisión, ganador en su primer largometraje a Premio a la Mejor Fotografía en el Festival de Cine de Bogotá con su película “carne de tu carne”, siendo conocido por su participación en las películas La trama, Blade II” y “Street Kings”, incluidas las películas en el Universo cinematográfico de Marvel.

DAMIÁN GARCÍA

Se forma como cinefotógrafo en El Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) en la Ciudad de México, después obteniendo una especialización en Dirección de Fotografía en La Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Cataluña.

Destacado desde el año 2003 por su participación en la fotografía en películas emblemáticas: “Chicogrande”, que fue ganadora del Premio a mejor fotografía en el XXXII Festival Internacional de La Habana y nominada al Ariel a mejor fotografía por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas en el año 2010. En ése mismo año fue nominado, al Ariel a mejor fotografía por la famosa película mexicana “El Infierno”.

Otra película destacada en las que participó en el 2013 y fue nominado al Ariel a mejor fotografía por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas fue en “Vida Precoz y Breve”.

Premios Ariel: Güeros (2015) y Ya No Estoy Aquí (2019)

CARLOS HIDALGO VALDÉS

Las fotografías de Carlos Hidalgo en las películas han sido todo un éxito y también han sido nominadas y ganadoras en Mejor Fotografía en el mundo del cine, como las películas “Bala Mordida” (su primer largometraje como cinematógrafo) y “El fantástico mundo de Juan Orol”, con las que ganó el Ariel y una Diosa de Plata.

La foto de Carlos se destaca ya que abre espacio a las historias y deja que brillen por sí mismos todos los elementos de producción, igual maquillaje que peinados…  para convertir cada una de las escenas en todo un acontecimiento. Él en cada película, quiere ser el ojo del director, adentrándose a proyectos de largas horas de trabajo para poder contar una historia.

También unos de los destacados cinematógrafos mexicanos son:

Alexis Zabé: gracias a su padre que era fotógrafo, Zabé creció en el mundo de la fotografía. Su trabajo por la fotografía y el cine lo llevó a asistir al Centro Universitario de Estudios Cinematográficos. Convirtiéndose en un director de fotografía mexicano, egresado del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos. Conocido por su trabajo en las película “Silent Light y The Florida Project”.

Lorenzo Hagerman: recibió el Premio Honorífico del Jurado en Documenta Madrid y el premio Pantalla de Cristal, México, como mejor editor por su fotografía en la película “0.56%” y su trabajo como director de fotografía en “Which Way Home” fue nominado al Óscar por mejor largometraje documental en el año 2010.

Antonio Riestra: Comenzando su carrera como asistente de cámara, pasando a director de fotografía en las películas “Normal the Düsseldorf Ripper” en el 2009, que fue nominada a Mejor Fotografía en los Czech Lion Awards, Black Bread 2010 por la que ganó el premio a la mejor fotografía en ambos Goya. Premios y premios Gaudí. y en la cinta de “Mama” en el 2013, por la que fue nominado a mejor fotografía en los Canadian Screen Awards.

Alejandro Martínez: Teniendo herencia fotográfica por su padre Raúl Martínez Solares, siendo nominado al Goya 2015 por su trabajo en la cinta Autómata.

Autor: Andrea Gama Y Fernando Luna

Fuente: Forbes México

Compartir