Microcréditos para el Bienestar no alcanzan para todos: sólo llegaron al 22 por ciento de los solicitantes: ASF

0
167

La Auditoría Superior de la Federación comentó que las ayudas económicas las recibieron solo 350 mil 371 personas, mientras que las habían solicitado más de 1 millón 575 de personas inscritas en el padrón.

Por eso varios solicitantes accedieron a los préstamos sin intereses ya que necesitaban un financiamiento urgente. Este modo de obtener dinero rápido ha obtenido mucha popularidad en los últimos años, los mexicanos solicitan estos préstamos para salir adelante, empezar negocios, resolver sus problemas, ir de vacaciones, etc.

Una de las plataformas que les ayuda a conseguir préstamos convenientes es Crezu México – un comparador en línea. El comparador pregunta todos los datos y preferencias de los clientes y les busca las ofertas que mejor se adapten a sus necesidades.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) mencionó que el programa del gobierno de México “Microcréditos para el Bienestar”, para ayudar a mini negocios, no cubrió el 100% de las personas que solicitaron este apoyo.

En su tercer informe la ASF reveló que la falta de la métrica y de información no permitieron acreditar el impacto de los resultados. Por eso mismo no se pudo atender al 100% de la población con los subsidios.

“La población objetivo del programa ascendió a 1 millón 575 mil 563 personas, y la meta original fue atender el 100 por ciento de la población inscrita en el padrón; pero sólo se alcanzó 22 por ciento de la población objetivo, equivalente a 350 mil 371 personas con micronegocios; 77 puntos porcentuales menos que la meta original, quedando pendientes de atender a los 1 millón 225 mil 192 personas incluidas en el padrón”, comenta La Auditoría.

ASF dijo que la guía de trabajo del programa Microcréditos para el Bienestar no es la forma más efectiva de lograr los objetivos y metas propuestos, “porque su diseño no precisa ni cuantifica la población objetivo por grupo específico, región, entidad federativa y municipio del país”.

En este sentido, la Secretaría de Economía (SE) reportó una ejecución presupuestaria de 2 millones 188 mil 152 millones de pesos, 27.8 por ciento menos, o 845 mil 081 millones de pesos que el presupuesto aprobado inicialmente, debido a los recortes autorizados por el Ministerio de Hacienda.

La AFS aseguró que el programa carece de mecanismos para atender a los grupos sociales más vulnerables de las regiones de mediana, alta y muy alta marginación, donde no hay acceso a servicios financieros de ningún tipo, ni se definen los procedimientos y mecanismos que se utilizarán para garantizar la eficiencia, la eficiencia, la rentabilidad y el acceso equitativo al apoyo.

No se incluyeron procedimientos de verificación documental de los beneficiarios, ni se fijaron visitas domiciliarias para constatar el cumplimiento de los requisitos y la existencia del beneficiario; tampoco se establecieron mecanismos para comprobar y documentar que el beneficiario recibiera el subsidio y lo destinará a la actividad a la que se dedica”, comentó.

Señaló que el Ministerio de Economía no había acreditado la información necesaria y suficiente para demostrar los beneficios esperados, ni los sistemas de información que permitían determinar y cuantificar el progreso en la creación de capacidad y los empleos nuevos y de mejor calidad.

“La Secretaría de Economía no acreditó que los subsidios se entregaron a los beneficiarios del programa que cumplieron con los requisitos establecidos en la normatividad aplicable, por la falta de un sistema de control y seguimiento presupuestal”, reveló la ASF.

Compartir