Los préstamos para jóvenes son una herramienta muy útil para todas las personas que están comenzando su vida adulta. Y es que este producto, se trata del impulso económico necesario para poner en marcha los proyectos que se tengan en mente.

Hoy en día existen una gran variedad depréstamos para jóvenes tanto de entidades crediticias privadas, como de organismos gubernamentales. Es importante checar cuales son las características de cada uno para elegir el que mejor se amolde a las necesidades que se tengan.  

Requisitos a cumplir

En líneas generales, lo que hay que saber es que de forma obligatoria se tiene que ser mayor de 18 años. 

Por otro lado, es importante ser residente mexicano, contar con un documento de identidad válido y tener una cuenta bancaria en el país. Además, en la mayoría de los casos es crucial demostrar un ingreso mensual fijo que demuestre la capacidad económica con la que se cuenta para devolver el dinero. 

Es importante resaltar el último punto, ya que si no se pueden demostrar ingresos regulares o si no se tiene un trabajo formal, es muy difícil que se otorgue cualquier tipo de préstamo.

pastedGraphic.png

Los intereses y plazos

Al momento de pedir dinero a una entidad financiera se deben de tener en cuenta los intereses que se van a pagar por el crédito. Por lo general, los préstamos para jóvenes emprendedores ofrecen intereses más bajos con el fin de fomentar e impulsar el crecimiento de las personas. 

En materia de plazos, hay que saber que aunque los acreedores brindan la posibilidad de saldar los préstamos en largos plazos, entre más meses transcurran, mayor va a ser la cantidad de intereses que se deberán de pagar. 

Recomendaciones 

Por todos estos puntos, lo ideal antes de embarcarse en un préstamo, es tomarse el tiempo de analizar las ventajas y desventajas del mismo; teniendo en cuenta si se trata de la mejor opción o si quizás no es el momento adecuado. 

Con esto, se hace referencia a tomar dimensión del compromiso que implica un crédito y, a raíz de ello, evaluar si los ingresos permiten solicitarlo. 

pastedGraphic_1.png

La importancia de un presupuesto detallado 

A la hora de solicitar un préstamo, lo ideal es pedir el monto suficiente para cubrir lo que se tiene en mente, ni más ni menos. Para eso, hay que elaborar un presupuesto detallado con el que se pueda conocer cuál es la cifra indicada para enfrentar el proyecto. 

Puede llegar a parecer tentador pedir dinero de más, aunque no es lo recomendable ya que eso significa más cantidad de intereses y mayor deuda. 

Hay que recordar que siempre es mejor solicitar un monto que se pueda afrontar, a uno que sea difícil de pagar. ¿La razón? Es de suma importancia mantenerse al día con el pago de los plazos para tener un buen registro en el Buró de Crédito. Esto permite ir construyendo un buen historial crediticio que impactará positivamente en la solicitud de futuros créditos. 

Por último, hay que saber que si bien los préstamos son una excelente herramienta para impulsar proyectos (por ejemplo de estudio o negocio), no siempre se trata de la mejor opción. Todo depende de la capacidad económica que se tenga y el momento financiero en el que cada persona se encuentre. 

Compartir