Autor: Paula Carrizosa

La Ópera: su creación, es el nombre del programa inédito en México, en el que los participantes obtendrán herramientas para la escritura, así como la composición de partituras y conocimientos sobre teoría dramática aplicada. Organizado por Studio Katzarava del 26 al 30 de julio abordará, entre otros temas, el libreto operístico desde una perspectiva teórico práctica. Ello, porque a pesar de la importancia que tiene el libreto en la ópera, aún no existe una historia del arte operístico desde el punto de vista literario.

Si bien éste se ha nutrido de plumas como la de Hugo von Hofmannsthal, en la tradición europea, o la de Octavio Paz, en México, esa mitad del universo operístico, que es la palabra, ha sido olvidada por siglos desde el punto de vista histórico y teórico.

Ópera: su creación, que tendrá como docentes al experto en arte lírica y estudioso del libreto, Alberto Pérez-Amador Adam, y al compositor Alfonso Molina, será un innovador programa de estudio, totalmente en línea.

De él, Pérez-Amador destaca que todas las grandes revoluciones en la ópera se dieron gracias a que hubo un texto que cambió la manera de crear este arte, el cual comenzó a popularizarse como una forma más bien teatral acompañada por música, y no al revés, como sucedió con el paso del tiempo.

“El libreto es algo que hoy totalmente se desprecia, pero en otras épocas no fue así”, observa el investigador mexicano, doctorado por la Universidad de Wuppertal, Alemania, y quien ostenta el prestigioso grado de Habilitación por la Universidad Humboldt de Berlín.

Continúa que figuras como Calderón de la Barca, Lope de Vega, Federico García Lorca o Alejo Carpentier conforman el acervo literario de la ópera en lengua castellana. El experto mexicano alemán señaló que Miguel Ángel Asturias escribió Emulo Lipolidón: fantomima e Imágenes de nacimiento, ambas con música de José Castañeda; mientras que a Xavier Villaurrutia se debe el libreto de La mulata de Córdoba, con música de José Pablo Moncayo; y la novela La ciudad ausente, de Ricardo Piglia, da origen al título homónimo de Gerardo Gandini.

“Ellos son nuestros grandes autores, ¡y no los mencionamos en la historia de la ópera! Es sorprendente que esta parte tan importante nunca se mencione y no esté registrada”, considera Pérez-Amador. “Esto ya no puede continuar así”.

El académico de la Universidad Autónoma Metropolitana busca rescatar el estudio de este hemisferio soslayado de la ópera, para nutrir el conocimiento de los libretistas actuales dentro y fuera del país. Por tal razón, en el curso taller Ópera: su creación, ofrecerá una revisión panorámica de 500 años de esta historia literaria, de los siglos XVII al XXI.

En el aspecto de la composición musical, el workshop contará con la experiencia del compositor sonorense Alfonso Molina, autor de óperas como, Inmigrante ilegal, Cartuchos de Fuego/Fire Cartridges y La estela invisible de Halley/Halley’s Invisible Wake.

“Más allá de que un compositor trabaje con un enfoque particular, un estilo musical, una estructura o cierta notación musical, entran en juego otras cosas de las que vamos a hablar, como las técnicas necesarias para la realización de una buena ópera: la prosodia, que esté bien escrita para la voz”, ejemplifica el compositor Alfonso Molina.

Añade que el manejo de plataformas digitales será también un aspecto importante de este taller. “Veremos la importancia de hacer una buena maquetación digital, es decir, que las maquetas sean escuchables y lo más elegantes posible para mostrar tu ópera antes de llevarla a una producción mayor”.

La parte dramática, estará a cargo de la investigadora, productora y directora escénica mexicana Enid Negrete, quien es doctora en Artes Escénicas por la Universidad Autónoma de Barcelona y autora del diseño de este curso taller.

Además, el programa dará a los creadores la oportunidad de trabajar con cantantes profesionales de diversas tesituras, pertenecientes al estudio de ópera fundado por la soprano mexicana María Katzarava, para trabajar sus propuestas con voces reales.

El workshop contará también con la participación de productores profesionales, compositores y directores de orquesta con trayectoria consolidada en México y el extranjero, quienes brindarán retroalimentación a los participantes sobre sus proyectos, así como asesorías y valoraciones sobre su posible salida al público.

Los interesados podrán participar de manera activa, con acceso a todas las sesiones prácticas y con asesorías personalizadas, con un costo de tres mil pesos mexicanos; o bien como oyentes, mediante una cuota de 300 pesos, con derecho a realizar preguntas al finalizar las sesiones.

Fuente: la jornada de oriente

Compartir