La Universidad Iberoamericana ha facilitado procesos de ingreso y ha fortalecido las medidas de higiene de cara al semestre Otoño 2020

La crisis sanitaria por COVID-19 modificó el panorama de la educación a nivel mundial. Los centros escolares han tenido que adaptarse a las circunstancias y virar rápidamente a procesos virtuales y a distancia tanto en lo correspondiente a las clases como en los métodos de ingreso de estudiantes que desean cursar su educación superior.

La IBERO fue una de las instituciones a nivel nacional que más rápido adaptó sus modelos administrativos y de enseñanza a plataformas virtuales. De esta forma, los estudiantes siguieron con sus clases y los trámites propios de la universidad no se detuvieron. Nuestra casa de estudios necesitó de unos días para lograrlo.

A pesar del escenario, la educación es primordial en el desarrollo personal y una herramienta indispensable para la transformación de las sociedades. De ahí que la IBERO proyecta un regreso bajo estrictas medidas de higiene, controles para evitar aglomeraciones y un sistema de educación híbrida, con los estándares de calidad que la han caracterizado.

Para ello, ha facilitado los procesos de admisión a licenciaturas e ingenierías. No habrá aumento en las colegiaturas y quienes tengan un buen promedio, podrán aspirar a una beca. Pendiente del contexto nacional e internacional, la IBERO constantemente emite medidas de apoyo económico para que no se frene el ingreso al sistema universitario.

Respecto a la seguridad de asistir a las instalaciones, la Universidad ha seguido las recomendaciones de las autoridades de salud y ha comenzado la capacitación de personal para aplicar las nuevas medidas de higiene y acondicionamiento de las instalaciones para reducir cualquier riesgo entre el alumnado, planta docente y personal administrativo y de servicio.

El semestre Otoño 2020 está programado para desarrollarse de forma presencial y a distancia.  La IBERO se compromete a que el proceso educativo será de primer nivel y cumplirá con las expectativas en la formación de nuestros estudiantes.

En medio de la crisis sanitaria, la IBERO apela a su historia como creadora de espacios de discernimiento y una institución que busca transformar la realidad para beneficio de todos. Hoy, con mayor experiencia y más herramientas, está lista para seguir formando estudiantes y generando los procesos para construir una sociedad más justa, incluyente, pacífica, libre, solidaria y productiva.

Compartir