El gran Napoleón Bonaparte además de su muy conocida faceta de estratega militar, emperador, de su apasionada historia de amor… tuvo algunas otras menos conocidas pero muy interesantes. Para poder entrar en el tema que hoy quiero compartir con ustedes una de las frases que dejó para la memoria colectiva y que se deriva de su faceta como gran historiador que ¡fue! es: “el que no conoce la historia está condenado a repetirla”, esa frase es demoledora cuando de repetir errores del pasado se trata.

Pues bien… en cuanto a medidas de salud pública en muchas ocasiones se han tomado medidas diferentes a las que en ocasiones recomendaban los expertos, para ponernos en contexto recordemos algunos casos.

a)  Cuando surge el SIDA y la epidemia por esta enfermedad en 1981, algunas voces se levantaron diciendo que la medida mas efectiva para el control de esta enfermedad, sería la abstinencia sexual!!, tenía mucho sentido y sin duda hubiera sido eficiente, pero no cabe duda que la puesta en práctica hubiera sido completamente vana. Por ello, la medida que se tomó y que más efecto positivo tuvo en el control de la epidemia fue el uso del preservativo en las relaciones sexuales. Por lo tanto, la propuesta de prohibir las relaciones sexuales fue inútil.

b)  Cuando se desató la epidemia mundial de Hepatitis B, una de las recomendaciones por parte de algunos sectores público fue “terminemos con los adictos a drogas intravenosas”, nuevamente la medida suena extraordinaria, ambiciosa y muy eficaz, sin embargo, no pudo llevarse a cabo por lo complicado del tratamiento y control de los adictos a este tipo de drogas. ¿Cuál fue la medida eficiente? pues fue repartir jeringas desechables a los usuarios de esta drogas para controlar el uso indiscriminado y compartido que hacían de las mismas los usuarios de estas sustancias.

c)  Una gran idea (entiéndase el sarcasmo), fue  limitar la velocidad de los coches a 20km/hr, para disminuir la siniestralidad y las muertes y lesiones por accidentes de coche. Evidentemente también fue una idea que no fue posible poner en marcha, la medida correcta, fue favorecer las medidas de seguridad de los automóviles colocar cinturones de seguridad, cabeceras a los asientos, bolsas de aire, etc…

De los anteriores ejemplos podemos desprender una simple conclusión; en ocasiones no podemos con el problema para terminar con él, pero muchas veces lo podemos controlar reduciendo el riesgo. Es exactamente lo que está ocurriendo en la actualidad con muchos tipos de Cáncer, sólo hace algunos años que ciertos tipos de neoplasias malignas como el Melanoma, linfoma, leucemias y otros eran sentencias absolutas de muerte y hoy en día se puede vivir con ellas incluso en ocasiones se curan. Esto sin duda se ha producido gracias a los avances en los diagnósticos tempranos y los correctos tratamientos, pero también a medidas precautorias muy importantes.

Al día de hoy existen 1.1 billones de fumadores en la tierra, de los cuales sólo el 7% podrán dejar de fumar por los métodos recomendados por el Sistema Nacional de Salud (Tratamiento farmacológico, bien en parches o pastillas y psicoterapia), sin embargo, el 90% de estos fumadores reconocen el riesgo de fumar y les gustaría dejarlo pero no pueden!!, incluso los pacientes ya diagnosticados de Cáncer continúan con el nefasto hábito en un 65% de los casos. Las medidas implementadas para disminuir el hábito tabáquico en México por el Sector Salud en el último sexenio obtuvieron unos desalentadores resultados ya que lejos de disminuir el porcentaje de fumadores, aumentó casi 1 punto porcentual, de esta breve explicación se desprende una simple conclusión: que hay que pensar en algo más eficaz para combatir este hábito que se cobra anualmente 8 millones de vidas en todo el planeta, de estos casi 1.5 millones mueren por cáncer.

En los últimos años el cigarrillo electrónico ha aparecido en la escena lleno de controversia, de escándalos de muertes en algunos países como ha ocurrido recientemente los EUA, donde se han registrado casi 40 muertes en consumidores de líquidos adulterados por Tetrahidrocanabidol (THC) y miles de intoxicaciones por el consumo indebido de líquidos de dudosa procedencia. Por otro lado en algunos países de reconocida trayectoria en cuanto a políticas de Salud Pública, lo han implementado dentro del arsenal terapéutico para combatir el problema de tabaquismo de sus ciudadanos, este el caso de Reino Unido, donde estudios científicos muy serios han demostrado que el cigarrillo electrónico produce 95% menos de sustancias tóxicas en comparación al cigarrillo combustible clásico. Más aún, en estudios recientes se ha demostrado que el dispositivo electrónico es hasta 20% más eficaz a la hora de obtener resultados de cesación tabáquica cuando se compara con los métodos tradicionales (Tratamiento farmacológico bien en parches o pastillas y psicoterapia).

Evidentemente se sabe que estos dispositivos no son inocuos, si bien presentan una concentración 95% menor de sustancias perniciosas para el organismo, resta en su composición un 5%, por ello deben de ser manejadas con la precaución debida y con la información detallada para el usuario.

La pregunta que se formula el que suscribe estas palabras es la siguiente:

¿Si las medidas de Salud pública de Reducción del Riesgo, han funcionado adecuadamente para los casos de SIDA, hepatitis B o siniestralidad vial, porqué No serviría para reducir el riesgo de enfermedades y muertes derivadas del consumo del tabaco?

La respuesta es muy sencilla, ¡si funcionan!, el problema es que para llegar a un mercado legal, con productos bien fabricados, con insumos para su elaboración sean de grado médico, que garanticen que las mezclas, cantidades, etc. sean adecuadas y seguras para la salud (lo que no pasó en EUA en las últimas semanas), debe de existir un Marco Legal de Regulación y una correcta ley que garantice que ese Marco Legal será de obligado cumplimiento.

Volviendo al inicio del texto donde mencionábamos al general Francés, no debemos de dejar pasar por alto casos tan exitosos de medidas eficaces para combatir la enfermedad en nuestra sociedad, no debemos de cegarnos pensando que la prohibición de una medida es lo más eficaz, ya que la historia ha demostrado en repetidas ocasiones que no es bueno… lo que debemos de clamar es porque las medidas sean las que mayor beneficio colectivo representen para los afectados, siempre y cuando se haga dentro de un marco de clara y suficiente información, que la regulación en cuanto a la producción, distribución y venta de un producto de uso para las masas sea el adecuado y garantice uno de los mas elementales derechos del ser humano que es el derecho a decidir que consume y con qué quiere tratar el problema físico que lo afecta. Esta regulación debe de garantizar también la protección de los mas débiles dentro de la sociedad.

HOT POINTS

  • El cigarrillo electrónico puede reducir el riesgo de  enfermedad cardiovascular, cerebrovascular y cáncer.
  • Está recomendado en fumadores adultos que No quieren o No han podido dejar de fumar.
  • No esta recomendado en adolescentes, niños, embarazadas o pacientes con enfermedad pulmonar o cardiaca conocida.
  • Una adecuada Regulación y Marco Legal para el Cigarrillo electrónico logrará garantizar que disminuyan las muertes y enfermedades como las producidas recientemente en los EUA.

Dr. José Manuel Mier Odriozola
Coordinador de la Clinica de Cáncer de Pulmón y Tumores del Tórax Hospital ángeles Lomas
Director  del Instituto de Cirugía Torácica 
Mínimamente Invasiva

Vialidad de la Barranca s/n. Hacienda de las Palmas. Huixquilucan. C.P. 52763. Edo de México.
Tels. (55) 5247-1872 / 5246-5000 ext. 2025
jm.mo50@hotmail.com
www.doctormier.com
www.ictmi.com
www.institutodecirugiatoracica.com

Compartir