7 libros clásicos que deberías leer a tus hijos antes de los siete

0
597

“Si quieres que un niño diga la verdad, dile la verdad. Si quieres que un niño ame la verdad, cuéntale un cuento”. –Andrew Peterson

Los humanos necesitamos historias. Además de los múltiples beneficios cognitivos que ofrecen, los cuentos nos enseñan a relacionarnos con el mundo y las personas que lo habitan. Los clásicos son un buen punto de partida, ya que el principal motivo de que sean clásicos es que son atemporales. Nunca es demasiado pronto para darle a conocer un clásico a tu hijo o hija, así que echa un ojo a estos siete cuentos ideales para los más pequeños:

1. Las fábulas de Esopo
Las Fábulas de Esopo son una colección de cuentos breves con moraleja que originalmente se transmitían de forma oral. Estas fábulas están protagonizadas principalmente por animales parlantes y ofrecen a los niños importantes proverbios y lecciones vitales. Puedes encontrar estos cuentos en Internet de forma gratuita o adquirir varios libros hermosamente ilustrados. Además, pueden leerse en pocos minutos, por lo cual son excelentes para los lectores (u oyentes) más jóvenes.

2. Los cuentos de Hans Christian Andersen
¿Qué niño no se ha solidarizado con el patito feo o se ha reído del emperador y su “traje nuevo”? Las historias del cuentacuentos danés Hans Christian Andersen, como La sirenita, La princesa y el guisante o El patito feo, son de las mejores creaciones de la literatura infantil. Estos cuentos han fascinado a públicos infantiles durante más de 150 años y seguro que harán las delicias de tus hijos.

3. Cuentos de Winnie the Pooh 
¿A quién no lo gusta este osito bobalicón? Los cuentos de Alan Alexander Milne sobre Winnie the Pooh y sus amigos son de las historias más queridas de todos los tiempos, tanto por niños como por adultos. Inspirado en su hijo Christopher Robin (al que convertiría en personaje de los cuentos) y sus peluches, Milne creó historias maravillosamente extravagantes y, aunque su lenguaje es simple, son profundas en significado. Estas historias os harán reír (y quizás incluso derramar alguna lágrima) y son garantía de que cualquier público pedirá “uno más, uno más”.

4. Perico el conejo
Las aventuras de Perico el conejo travieso y otros libros escritos e ilustrados por Beatrix Potter son, sencillamente, un encanto. Potter, naturalista y ecologista, creó unas espléndidas ilustraciones en acuarela inspiradas en su amor por el campo, la flora y la fauna, que acompañan a cada historia. A los niños les encantarán estos cuentos hechos a su medida y que usan el humor y la aventura para enseñar valiosas moralejas.

5. El viento en los sauces
El viento en los sauces, del escocés Kenneth Grahame, destaca por su mezcla de aventuras, moralejas y amistad, además de por su escritura descriptiva y poética. El lenguaje puede ser un poco más difícil, así que es un libro más adecuado para niños algo más mayores.

6. El libro azul de los cuentos de hadas
El libro azul de los cuentos de hadas, de Andrew Lang, es el primer volumen de una colección de 12 libros. La colección contiene algunos de los cuentos más famosos y queridos de todo el mundo, incluyendo Caperucita roja, Cenicienta, Aladino y la lámpara maravillosa y La bella y la bestia. Su colección de 37 cuentos os atrapará a tus hijos y a ti en el mundo fantástico que albergan sus páginas.

7. Alicia en el país de las maravillas 
Aunque la famosa obra de Lewis Carroll ha sido más que adaptada de múltiples formas en los últimos años, nada puede compararse a la novela original. El elenco de personajes en Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas —el Conejo Blanco, el Sombrerero Loco, el Gato de Chesire y la misma Alicia— se compone de unos de los personajes más reconocibles de la literatura. Alicia en el país de las maravillas es famoso por el brillante uso de la sátira y el sinsentido, cosa que lo convierte en un libro verdaderamente divertido para leer en voz alta.

Fuente: Aleteia