El mundo pasa revista

0
332

Por: Bertha Inés Herrerías Franco

Uno de los mayores inventos en la historia del hombre, son las revistas. Sí, las revistas, esos impresos tan familiares, que conocemos desde siempre, vemos casi en cada esquina y que, muchas veces, sentimos tan cercanos y naturales que no los apreciamos lo suficiente.

¿Quieres saber de fútbol, fiestas, moda y rock and roll; de salud, nutrición y dietas; de viajes, arte y estilo de vida; de personalidades y lugares; de juegos y gadgets; de sociedad, chismes y ciencia; ecología y leyes; de empresa y negocios; de moda, amor y romances; de cocina, ejercicio y maratones; de sexualidad y entretenimiento; de política, análisis e historia; de cine, superhéroes o la Segunda Guerra Mundial…? por mencionar sólo algunos temas, la respuesta es la misma: las revistas. No hay nada que escape a su visión y encanto.

En el origen fueron dos sus fundamentos: la variedad y la brevedad, a los que, con el tiempo y competencia, se agregó un tercero: el atractivo. Las revistas nacieron, prácticamente, al mismo tiempo que el libro. La razón es sencilla: tan importantes es el conocimiento como la posibilidad de tenerlo; por eso, hay que hacerlo más accesible. Variedad, brevedad y atractivo es su fórmula, irrebatible aún hoy, cuando los medios impresos parecieran estar en problemas.

Desde Le Mercure Galant hasta nuestros días, han sido un elemento cultural de vital importancia social, por su función de divulgación y participación. Los estudios más recientes sobre sociedad, medios, influencia y niveles de lectura reafirman la importancia de las revistas; independientemente de su relevancia económica, las revistas han tenido una gran trascendencia en la formación intelectual, educativa, informativa y cultural de nuestra sociedad.

Nunca antes ha habido una gama tan amplia de temas, formatos y posibilidades; nunca como ahora ha habido una oferta tan grande de revistas. Hay para todos los gustos, intereses y necesidades. Son uno de los caminos más directos entre la necesidad y su satisfacción, entre el tema y su explicitación. Son un elemento fundamental de divulgación informativa, educativa, cultural y de entretenimiento.

En este espacio, en el que apostamos a la lectura como fórmula de evolución personal y social, entendemos a las revistas como uno de los mejores caminos para acercarnos al placer y beneficios de leer. Y, afortunadamente,
las alternativas son muchas.

Compartir