0
67

Aunque cada vez más personas realizan algún tipo de ejercicio, la mayoría de los adultos todavía tiene problemas para adaptarse tanto a la fuerza como al ejercicio aeróbico.

Un estudio realizado por la London School of Economics and Political Science centró la atención en caminar como una de las mejores medidas preventivas para luchar contra el aumento de peso. Concluyó que caminar regularmente para perder peso podría ser tan beneficioso, o incluso más, que ir al gimnasio. Los resultados del estudio encontraron que

Caminar enérgicamente durante al menos 30 minutos al día se correlacionó con tener un IMC más bajo y una cintura más pequeña en comparación con los que no caminan. Los resultados fueron particularmente pronunciados en mujeres, personas mayores de 50 años y personas de bajos ingresos.

Caminar puede protegerte de: obesidad, enfermedad cardíaca, hipertensión arterial, enfermedad arterial coronaria, diabetes, depresión y trastornos de ansiedad, demencia, Alzheimer y deterioro cognitivo, artritis, desequilibrios hormonales, SPM, trastornos de la tiroides, fatiga y bajos niveles de energía.

Si eres nuevo en el ejercicio o simplemente no tienes motivación para ser más activo, caminar es un buen lugar para comenzar. Así que ya lo sabes, logra tus 10,000 pasos diarios y haz una diferencia para tu salud.

Compartir