¡Me voy a dejar operar por un robot!

0
211

Estando en una cafetería del centro comercial escuché en la mesa de al lado a una mujer contándole a su amiga que se iba a operar y que la atendería un robot, a lo cual su amiga le contestó sorprendida ¿cómo crees?, ¿no te mueres de miedo?….Esta anécdota me ha servido como idea para escribir este artículo e intentar dar a la población en general algunos “pros” y “contras” de esta técnica quirúrgica.

La cirugía robótica no es tan novedosa como se piensa, de hecho, ya se utilizó en los hospitales de campaña durante la tristemente célebre guerra de Iraq (2003-11), donde los cirujanos se encontraban en un lugar seguro manipulando el robot, mientras el robot estaba instalado en el hospital de campaña. Pero esta técnica quirúrgica tiene ya más de 10 años aplicándose en diferentes partes del mundo. Fueron los urólogos y después los ginecólogos quienes primeramente pudieron disfrutar de las virtudes de esta tecnología, misma que hoy en día ha logrado permear a otras ramas de la cirugía como son: cirugía general y bariátrica, cirugía cardiaca y la cirugía torácica.

Hablando de la la cirugía torácica, podemos decir que es una novedad en México, sólo hace poco mas de una año que se comenzó a realizar en nuestro país. Las primeras cirugías de Cáncer pulmonar se realizaron en nuestro servicio y podemos contar cuáles son algunas de las ventajas de esta técnica.

El robot en realidad ¡no es tal!, ya que si fuera un robot real ejecutaría los movimientos por sí solo, sin necesidad del cirujano. La tecnología disponible actualmente lo que tiene es una sistema (consola), donde el cirujano realiza los movimientos precisos para operar de manera cómoda, sentado a un par de metros del enfermo, gracias a un dispositivo de visión en tercera dimensión en alta definición que puede aumentar el tamaño del objetivo quirúrgico tres veces, haciendo que la apreciación de las estructuras a tratar se vean con una definición muy superior a las técnicas endoscópicas disponibles hasta ahora. Por otro lado, los instrumentos que se colocan dentro del paciente son milimétricos -de 3 a 10mm- y con un ángulo de movimientos igual o superior al que tiene la muñeca y la mano del cirujano, haciendo posible que estructuras de difícil acceso sean muy bien observadas y mejor manipuladas. Esto indudablemente se traduce en más seguridad y precisión al operar. Pero insisto, no es un robot, ya que la segunda parte del sistema es un dispositivo mecánico de 4 brazos, que se introducirán al paciente, uno de ellos lleva la óptica de la visión y los otros tres los instrumentos que únicamente reproducirán los movimientos que realice el cirujano en la consola, por LO CUAL no es un robot propiamente dicho. El tercer componente del sistema quirúrgico es una torre de controles con pantalla, entradas para dispensar gas al interior del paciente si es necesario, así como energía eléctrica muy útil por ejemplo para coagular
vasos sanguíneos.

Una vez entendida esta básica explicación es muy fácil entender por qué es bueno operarse con esta tecnología.

Ventajas:

  • Estancia hospitalaria más corta
  • Menor dolor postoperatorio
  • Menor pérdida de sangre
  • Elimina el temblor de la mano del cirujano
  • Mayor seguridad y menor probabilidad de accidente intraoperatorio
  • Mejor calidad de vida psicológica tras la intervención
  • Mayor comodidad para el cirujanoal operar

A día de hoy y después de ser pioneros  a nivel nacional en nuestra especialidad, operando diversas enfermedades, principalmente tumorales del tórax, podemos decir que es una técnica segura, altamente recomendable, que ofrece grandes ventajas al paciente y al cirujano. Pero también hemos dicho que hablaríamos de los “contras” o desventajas de la técnica…, en realidad, el mayor problema que enfrentamos hoy es el tema económico, ya que es una realidad que es más caro operarse con esta técnica que con otras, y algunas compañías aseguradoras aún ponen obstáculos para pagárselo a sus asegurados. Estamos seguros de que este problema en los siguientes años se solucionará y la tecnología será mas barata y accesible a un mayor número de pacientes.

También podemos atrevernos a decir que este es solo el principio de una nueva era en la cirugía torácica, ya que con el advenimiento en los próximos años de nuevas plataformas quirúrgicas con más y mejores  instrumentos quirúrgicos, se conseguirán mejores resultados. La mejora en el Internet, con la llegada del 5G, hará que la ligera demora que hoy existe desde la consola del cirujano hasta los brazos robóticos que están dentro del enfermo se elimine por completo lo que hará posible que los cirujanos puedan estar en otro hospital, incluso en otra ciudad del mundo, operando a un paciente a distancia. Ello dará al paciente acceso a mejores y más experimentados cirujanos sin la necesidad de tener que viajar a un determinado centro hospitalario.

En definitiva cuando sepan que alguien se va a operar con robot, ¡alégrense! ya que seguramente su cirujano que debe de estar certificado para ocupar esta plataforma y les podrá ofrecer mejores resultados que los que se pueden obtener con otras técnicas quirúrgicas de mínima invasión.