Libros que no olvidan

0
206

Para quienes estudian la primaria, la secundaria, la prepa y la universidad, 1968 es parte de la historia, a veces tan lejana como lo pueden ser la Revolución o la Independencia. Sin embargo, para sus padres forma parte de su propia historia, ya sea como niños o jóvenes, testigos o protagonistas.

Hoy, a cincuenta años de distancia, un gran número de eventos, memorias, publicaciones, reflexiones, recuerdan ese momento clave para la historia del México contemporáneo. Para quien no lo vivió, la literatura es un recurso para acercarse a lo que fue y entender lo que puede representar medio siglo después; para quien lo vivió es una forma de recordarlo y comprenderlo mejor. Para unos y otros, leer sobre el 68 es una lección de vida social.

Todavía hoy es motivo de encendidas controversias. Como todo fenómeno social es complejo, difícilmente discernible y conserva más preguntas que respuestas; por eso es interesante, apasionante para muchos, conocerlo más de cerca. En todo caso, una de las mejores vías para acercarnos es lo bien escrito sobre ese movimiento; y hay mucho. Como en el caso de España, en el que la Guerra Civil sigue siendo una veta inagotable de obras, en México, el 68 parece no agotarse; hay reportajes, novelas, entrevistas, ensayos, cuentos, crónicas, etc. Un enjambre que recorre géneros, estilos
y perspectivas.

Como en todos los casos de buena literatura histórica, sobre todo en la que se abordan eventos tan cercanos, los textos pueden ser ocasión de charlas, debates, comentarios que hagan más luz sobre las verdades de lo que ocurrió hace medio siglo en México y cuyas repercusiones todavía vivimos.

Entre los muchos libros que abordan el movimiento del 68 en México podemos destacar: