Cómo crear un hábito

0
242

Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto;
es un hábito. Aristóteles

No bastan 12 segundos de “ahogamiento” de uvas el 31 de diciembre, ni la típica frase que nos decimos cuando vemos que una prenda no nos queda. Se dice que necesitamos 28 días para crear un hábito, programando nuestro cerebro a realizar las cosas inconscientemente.

Seguramente has escuchado la frase “Eres lo que comes”, en gran parte es muy cierta ya que nuestros hábitos también comunican, dejan ver nuestra calidad individual y reflejan la importancia y valor que nos damos a nosotros mismos y a los demás, creando de esta manera una imagen ante las personas.

Sabemos que no es nada fácil implementar un hábito, se requiere de constancia y disciplina. En Imagen Pública lo definimos como la repetición de un estímulo cada día para poderlo insertar en la mente y con ello lograr que se lleve a cabo de manera inconsciente. Con todo esto, te compartimos cuatro puntos que te facilitarán el camino a conseguir realmente los objetivos que te propones:

Sueña en grande… pero no tanto: Es común que al momento de desear algo sentimos una especie de euforia que nos hace plantear objetivos casi imposibles de realizar los días posteriores. Empieza con
pequeños cambios y aumenta gradualmente dichos objetivos.

Define un plan: Estipula objetivos que sean específicos, medibles y alcanzables.  De esta manera podrás tener mayor control para monitorear las acciones que realices.

No pensar en negativo: No sufras tu nuevo hábito, recuerda siempre qué fue lo que te llevó a desearlo y aférrate a eso.  ¡Evita quejarte! Piensa siempre en las ventajas y cuestiones positivas que te traerá esta nueva etapa. Cuéntale y comprométete con alguien para que te motives a cumplir tu palabra.

Celebrar tus logros: Date un “premio” cuando llegues a los objetivos, esto te dará una profunda satisfacción y motivará a seguir adelante. ¡Recuerda que todo lo que deseas lo puedes obtener, siempre y cuando trabajes por ello!

Lo principal es que ahora ya sabes dos cosas, la primera es que nuestras acciones repetidas también comunican y la segunda es cómo desarrollar hábitos. Por lo tanto, utilízalos a tu favor, controla cada estímulo que envíes con el fin de mejorar tu imagen pública, ganar más y alcanzar los objetivos que tanto anhelas.

 

Compartir

Deja un comentario