¿Qué son los celos y cómo combatirlos?

0
638

Los celos son un estado emotivo ambivalente, que puede llevar a una persona a actuar de forma violenta contra la persona supuestamente amada.

¿Eres una mujer o un hombre celoso? O bien, ¿tienes a una pareja que se deja llevar por los celos?

Los celos son un estado emotivo ambivalente (cambio de amor a odio), que puede llevar a una persona a actuar de forma violenta (directa o indirecta) contra la persona supuestamente amada que demuestre algún tipo de afecto por otra persona o actividad.

¿Qué los motiva?

La inseguridad, la baja autoestima, las relaciones de codependencia, el temor a que la pareja termine la relación, la apariencia real, ficticia o imaginaria de un posible rival.

Pueden ser provocados por otras personas: papás, hermanos, familiares, amigos;  o por actividades como las diversiones o el trabajo.

Es normal sentir celos,  el problema no reside en el hecho de sentirlos, sino en su intensidad, frecuencia, manera de manifestarlos y en cómo estos influyen en nuestra conducta.

Estos tres elementos son excelentes indicadores de los celos disfuncionales, ya que se convierten en la forma de vida del celoso y de la persona celada. Surgen entonces manifestaciones tales como:

  • Hombres o mujeres conflictivos, egoístas, desconfiados, descalificadores, mentirosos, ambivalentes, intolerantes, groseros y obsesivos.
  • Experimentan sentimientos de mal humor, temor, autocompasión, inestabilidad, miedo, entre otros, ya que se perciben en desventaja en comparación con los rivales potenciales.
  • Cambios corporales como tensiones musculares, alteraciones de sueño, en la alimentación y hasta cardíacas.
  • A nivel interno, una persona celosa presenta actividad en el hipotálamo, emociones como el temor y el enojo; y en la amígdala, sensaciones de ira, placer,
    dolor, temor y agresión.

Te preguntarás si los celos son curables.   Como estos van acompañados de sentimientos de inseguridad y de una escasa autoestima, más que curables, son controlables.

Implica gran esfuerzo y dedicación por parte de quienes desean cambiar y llevar una vida sin tanto sufrimiento.

Tratados de forma correcta, pueden llevar a la persona a un crecimiento funcional, y a convertir los pensamientos negativos en positivos.

El primer paso es reconocer que eres un hombre o una mujer celosa. En seguida, aprender a dirigir estas emociones, y si esto no es suficiente, buscar ayuda profesional te hará mucho bien.

Lucía Legorreta de Cervantes
Presidente Nacional del CEFIM, Centro de Estudios y Formación Integral de la Mujer
cervantes.lucia@gmail.com
www.lucialegorreta.com
fb: Lucía Legorreta

Compartir