Eligiendo la mejor tarjeta de crédito

Al iniciar 2017 se cuantificaban alrededor de 27 millones y medio de tarjetas de crédito en nuestro país, según la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras, Condusef. Aunque en el mercado general de productos financieros, las tarjetas de crédito en México son las que mayor crecimiento reportan, todavía es muy común encontrar usuarios de tarjetas con una que no satisface sus necesidades.

¿Vas a sacar tu primera tarjeta de crédito, pero no tienes idea de qué banco sería el mejor?, ¿ya tienes una, pero sientes que no es la indicada y te cuesta más de lo que debería? Esto suele pasar por desconocer las características de los distintos productos que ofrecen las instituciones financieras.

La mejor tarjeta de crédito es la que sirve para pagar los productos o servicios que más utilizamos o que realmente usamos, en los comercios que nos convienen a nosotros y con las opciones de pago que mejor se adapten a nuestras posibilidades.

Un error común es aceptar por impulso la solicitud de tarjeta que ofrecen los promotores, a veces incluso dentro de los centros comerciales; sin detenemos a confirmar qué costos implica y si realmente es el tipo de producto que nos conviene.

Ante la enorme cantidad de tarjetas que ofrecen los diferentes bancos de México parece fácil extraviarse en la decisión. Para elegir la tarjeta ideal, aquí tienes un secreto: no importa de qué banco hablemos, las tarjetas de crédito más comunes que te ofrecerán las entidades bancarias, son: Clásica, Oro y Platino.

Aquí las características de cada una para que des el primer paso en seleccionar la que realmente responda a tus necesidades.

Qué revisar en la tarjeta de crédito que elijas

Aunque en general, todas las tarjetas de crédito son instrumentos de pago y financiamiento, hay tres aspectos básicos que distinguen la categoría del plástico, según los “Indicadores básicos de tarjetas de crédito” del Banco de México (BANXICO):

Anualidad. El pago que cada año haces al banco para tener acceso a tu tarjeta de crédito y los servicios que ésta ofrece.

Límite de crédito. La cantidad de dinero que te otorga el banco para disponer a través de la tarjeta de crédito.

Tasa de interés promedio ponderada. Es el resultado de la integración de tus pagos más el interés que se acumula cuando no se realizan a tiempo. Si cubres el total de tu pago cada mes este dato será innecesario para ti.

En el mismo reporte de “Indicadores básicos de tarjetas de crédito” de BANXICO, se comparan dichos parámetros para las tres categorías
de tarjetas:

Clásica Oro Platino
Anualidad Promedio $453 $667 $2,294
Límite de

Crédito Promedio

$33,121 $55,080 $127,603
Tasa de interés

promedio ponderada

28.4% 25.4% 17.7%

En el comparativo no se presentan las cifras exactas de ningún banco en particular sino los promedios de los bancos que ofrecen sus servicios en nuestro país. Por ejemplo, si contratas una tarjeta de crédito Oro, la línea de crédito que se te otorga puede ser de aproximadamente $55,080 dependiendo del banco en que la solicites y tu capacidad de pago.

Además de estas variables, cada banco brinda diferentes beneficios según la tarjeta que emite:

Las tarjetas Clásicas suelen tener mayores restricciones y participan en los programas de recompensas con menos beneficios.

Las tarjetas Oro habitualmente agregan distintos seguros de protección que, según el usuario, pueden protegerlo durante viajes, compras fuera y dentro del país y en caso de fraudes electrónicos.

Las tarjetas Platino, por ejemplo, agregan beneficios centrados en experiencias y la exclusividad de sus clientes.

¿Qué tarjeta de crédito me conviene?

Al solicitar una tarjeta de crédito debes considerar diferentes factores en conjunto. A grandes rasgos podríamos decir que:

Las tarjetas Clásicas, son el producto más básico que ofrecen los bancos. Tienen la anualidad más barata (o a veces no hacen este cobro), pero la línea de crédito es más limitada. No tienen requisitos muy estrictos y se recomiendan para iniciar historial crediticio o empezar a usar los plásticos de crédito.

Las tarjetas Oro, son las más atractivas en cuanto a beneficios, recompensas y línea de crédito; pero para tramitarlas siempre se requiere un buen score o historial crediticio, además de un monto de ingresos usualmente

Las tarjetas Platino, además de beneficios muy selectos, tienen tasas de interés mucho más bajas (porque idealmente los clientes tienen bajo riesgo de impago). Los requisitos aquí suelen ser elevados y en ocasiones debe ser el propio banco quien emite la invitación a tramitarla, para clientes con determinada antigüedad.

Recuerda que las tarjetas que te cobran una anualidad podrían parecer la mejor opción pero también te limitan en aspectos como la línea de crédito o los beneficios extra. Si realizas muchas compras, domicilias tus pagos o viajas con frecuencia las opciones de mayor costo podrían darte ventajas extra. Si usaras muchos beneficios que puede ofrecer tu tarjeta de crédito prepárate para pagar una anualidad mayor.

Nunca ignores tu capacidad de pago, si administras bien tu tarjeta accederás a una línea de crédito mayor. Si haces muchas compras quizá sí sea conveniente ir por la tarjeta de mayor costo y así gozarás de todos los beneficios.

La tarjeta perfecta no existe, pero el cliente bien informado sí. Cuando contrates una tarjeta, considera tanto los beneficios como los costos. Antes de tramitarla, compara al menos tres opciones, usa la herramienta gratuita de ComparaGuru.com; valora para qué la usarás, cuánto gastarás con ella, el tipo de establecimientos donde la usarás, y las ventajas adicionales.

Compartir

Deja un comentario