Que nadie duerma: un proyecto que acerca el arte universal a los mexicanos

0
1141

Por Elena Goicoechea

Poca gente tiene la oportunidad de visitar todos los museos del mundo donde están expuestas las obras maestras del arte universal. Aun para quienes tienen ese privilegio, lo normal es detenerse unos minutos frente a un cuadro y, si acaso, leer la ficha museográfica con datos que, aunque aumentan la cultura, no son suficientes para establecer una conexión emocional con el observador.

Danielle Albertos De Cáceres tuvo una idea genial para acercar el arte universal a los mexicanos: el proyecto Que Nadie Duerma. Me reuní con esta creativa mecenas para conocer a detalle de qué se trata su iniciativa y me sorprendió encontrar una mujer que, además de su espectacular belleza, posee una personalidad que llena el espacio donde se mueve, logrando contagiar su pasión por el arte.

E: Danielle, ¿en qué consiste Que Nadie Duerma?

D: Se trata de la recreación de un museo muy particular y diferente, ya que en un mismo espacio, cerrado o al aire libre, se puede montar una exposición con las obras maestras que han marcado la historia de la Humanidad. Estas recreaciones de arte son reproducciones fieles de las obras originales, obtenidas de  fotografías madre que reproducen exactamente el punto de color (pixel por pixel); la impresión se realiza en canvas montadas en barras de madera (tipo gobelino), lo que permite que la obra pueda ser expuesta en cualquier tipo de ambiente.

E: El proyecto no quedó en una simple exposición, ya que se te ocurrió enriquecer la experiencia artística con algo que no tienen ni los museos que albergan las originales.

D: Desarrollamos una aplicación con realidad aumentada a través de la cual las pinturas cobran vida, cuidando de no desvirtuar la esencia de los cuadros, sino destacarla. Además de la animación de ciertos elementos de la imagen, incluye una explicación hablada de cada obra en español y lenguas indígenas, lo que permite que la simple observación de las obras maestras beneficie a un mayor número de mexicanos, sobre todo aquellos que difícilmente podrán ver las obras originales o nunca han tenido un acercamiento con el arte; música de fondo de la época, así como una sencilla explicación sobre el contexto y los antecedentes de la obra y el pintor, aumentan la experiencia sensorial, emocional y cognitiva. Y no solo eso, también incluye una línea de tiempo que relaciona lo que pasaba en México en ese momento histórico.

Danielle me mostró el lienzo de “El nacimiento de Venus”, de Sandro Botticelli, y al colocar frente a este una tableta pude ver cómo el viento hacía volar las hojas, movía las olas y ondeaba el cabello de Venus. Y como fondo, una voz hablando en un idioma dulce, que resultó ser maya.

E:¿Cuántas obras comprende la colección?

D: Tenemos reproducciones de más de 50 obras maestras con su respectiva realidad aumentada, que abarcan más de 500 años de arte pictórico universal (Renacimiento, Clasicismo, Neoclasicismo, Impresionismo, Simbolismo y Surrealismo). Las colecciones de arte son elaboradas con base en las necesidades del público que se desee impactar y pueden ser adquiridas por instituciones comprometidas con los derechos culturales de acceso universal al arte, ya sean públicas o privadas, convirtiéndose en patrimonio cultural de la empresa, escuela o entidad de gobierno. El número ideal de obras para lograr un adecuado conocimiento del arte son cuando menos 20 y se pueden comprar o rentar, así como adquirir con o sin realidad aumentada.

 

 

 

E: ¿Cómo surgió la idea del proyecto Que nadie duerma?

D: Mi primer contacto con las reproducciones de obras universales se dio al adquirir algunas durante los cinco años que viví en Roma, cuando fui asignada a la Embajada de México en Italia como encargada de asuntos políticos. Después de formar parte del Servicio Exterior Mexicano durante más de quince años decidí residir en mi ciudad natal, Mérida, para criar a mi hija. Ahí inauguré una galería boutique llamada “Arte de Florencia”, con
reproducciones de obras de arte pictórico universal que importaba en exclusiva de Italia, de las que hoy cuento ya con los derechos de reproducción. Y fue precisamente mi hija quien me permitió descubrir el poder educativo y emocional de las obras maestras en reproducciones de alta calidad. Tomé conciencia del potencial que tienen en tamaño original, pues conservan el mismo valor educativo y artístico que las auténticas.

Del contacto cotidiano con las obras y sus creadores surge la idea del proyecto de arte Que Nadie Duerma, una empresa de gestión cultural inspirada en la labor realizada por el maestro Pavarotti al democratizar el bel canto; en este caso, mi objetivo es el acceso al arte pictórico universal sin necesidad de ir a los recintos donde se encuentran los originales.

E: ¿Qué requiere tener una obra para poder considerarla arte? 

D: Hoy en día a cualquier cosa le llaman arte, como si el valor artístico dependiera del precio que alcance en el mercado. Sin embargo, para ser arte, una obra debe comprender talento, intelecto y trabajo, entendiendo como trabajo todo el proceso de producción, que incluye pasión, tiempo y técnica. Para mí, el arte es un acto de amor de quien lo produce y de quien lo recibe, por lo que una obra de arte me genera emociones especiales. Y sin duda, la mejor manera de aprender es a través de las emociones.

E: ¿Cuáles son las próximas metas de Que Nadie Duerma?

D: Hasta la fecha, este proyecto ha beneficiado a comunidades mayaparlantes de bajos recursos y a niños con diferentes discapacidades en el estado de Yucatán. Hemos colaborado con la Fundación Legorreta-Hernández y el Municipio de Mérida para la adquisición de colecciones de arte pictórico universal en beneficio de la sociedad. Ahora nuestro objetivo es promover la colección en escuelas e instituciones de todo el país, para que los niños, jóvenes y adultos de México tengan acceso a la colección. De esta forma contribuimos a lograr lo que establece la Carta de los Derechos Universales: que todos los ciudadanos tienen derecho al arte.

Danielle Albertos De Cáceres nació en Mérida, Yucatán, aunque cursó el bachillerato en el Colegio Miraflores de México. Estudió Civilización Francesa en la Sorbona de París. Se recibió de la carrera en Ciencias Políticas en la Universidad Iberoamericana, tras lo cual cursó un diplomado en Gestión y Mercadotecnia Cultural en la Universidad Modelo.
Que Nadie Duerma
empresa de gestión cultural
QUENADIEDUERMA
Calle 12, No. 115a, Col. México Norte
Tel. 99 91 29 51 14
dalca65@yahoo.com
Compartir