Está diseñado bajo una metodología científica impecable.

Más de mil millones de fumadores inhalan cada día humo de tabaco, ingresando 7 mil sustancias químicas al organismo, de las cuales al menos 70 son productoras de cáncer por sí mismas. ¡Las cifras son alarmantes! y lo son aún más cuando les preguntamos a los fumadores si les gustaría dejar de fumar y el 70% contesta afirmativamente. El problema es que solo entre el 7 y el 10 por ciento lograrán su objetivo. La pregunta es: ¿por qué?

La respuesta muy sencilla: son adictos a la nicotina, una de las sustancias con mayor potencial adictivo que hay en mercado. Y lo más grave de todo es que se trata de una sustancia adictiva socialmente tolerada.

Las personas en la tierra mueren cada día de tres causas principales:

  • Enfermedades Cardiovasculares
  • Enfermedades Cerebrovasculares
  • Cáncer de todos los tipos

En la génesis de estas tres formas de morir está inmerso el tabaco, que hoy en día, es la primera causa de muerte evitable en el planeta.

En México se graba al tabaco con un alto impuesto: más de 60% del precio de una cajetilla. Por muchas décadas, este ingreso fue un gran negocio para el Estado, pero en los últimos años se han dado cuenta de que la “jugosa” factura que ingresa por concepto del tabaco en las arcas de Hacienda solo paga el 69 por ciento de lo que tiene que gastar en atender las enfermedades provocadas por su consumo:

  • Diagnóstico y tratamiento de enfermos
  • Medicamentos
  • Rehabilitación
  • Estancias hospitalarias
  • Incapacidades temporales y permanentes
  • Defunciones
  • Pérdida de productividad
  • Investigación
  • Otros

La realidad es que dicho lo anterior, los diferentes países quieren buscar un remedio a este problema.

Las compañías tabacaleras conocen el mal que provocan, y viendo las tendencias en cuanto a legislación y hábitos sociales, se han dado cuenta de que el consumo mundial de tabaco va en descenso; por ello, se han puesto en marcha para renovarse y no morir.

La compañía tabacalera Phillip Morris International está comercializando ya un producto muy interesante. Recientemente tuve la oportunidad de conocerlo en profundidad y, sin duda, suena esperanzador el hecho de que el paciente sufra menor daño por el consumo y que además, cumpla la función que persigue el fumador día con día al administrarle de manera natural la dosis de nicotina que requiere su adicción. Este producto se llama IQOS.

IQOS es un producto que contiene tabaco, pero a diferencia de un cigarrillo ordinario que quema el tabaco y produce humo, IQOS no quema el tabaco gracias a un sistema sofisticado que calienta el tabaco y produce un aerosol (NO HUMO), el cual solo contiene el 5 por ciento de las sustancias tóxicas de un cigarrillo normal. En principio suena esperanzador para aquellos consumidores que no desean dejar de fumar, pero quieren dejar de agredir a su cuerpo día con día. Otra cosa positiva de IQOS es que el vapor exhalado de este tabaco no afecta tan duramente al fumador pasivo.

El producto está diseñado bajo una metodología científica impecable  y será el tiempo el que esclarezca cuáles son los resultados reales. En los próximos años veremos aparecer más productos de este tipo, llamados de Riesgo Reducido. Es obligación de los que nos dedicamos al cuidado de los enfermos y a la difusión del conocimiento el dar a conocer este tipo de tecnología que al menos en sus preliminares suena francamente esperanzador.

Para terminar, quiero que quede muy claro que lo mejor es #NoFumar porque #FumarMata. Ahora, si eres de los que no tienen pensado dejar de fumar o te gustaría recibir ayuda para intentarlo, no dudes en acercarte al especialista.

Dr. José Manuel Mier Odriozola
Cirujano Torácico
Tels: (55)5247 1812 / 5246 5000 ext. 2025
jmmo50@hotmail.com
www.institutodecirugiatoracica.com
www.topdoctors.mx/doctor/jose-manuel-mier-odriozola
www.ctsnet.48 org/home/jmierodrizola

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here