nagasaki-boy-cropped

Por Lucy Dayman

3 de enero de 2018

Como parte de su mensaje para recibir el año que comienza, el Papa Francisco compartió una imagen de lo más significativa.

Mandé imprimir la tarjeta como un llamado a la paz y a la empatía en el año nuevo y una advertencia de cómo luce el rostro de un conflicto global. Eligió una de las fotografías más devastadoras que se tomaron durante la II Guerra Mundial, con una frase simple, pero contundente: “il frutto della guerra,” que traducida al español significa «Los frutos de la guerra”.

30267667170_b91a1d11d0_h
127-GW-1643-137017: Nagasaki, Japan | © National Museum of the U.S. Navy/ Flickr
Al final, un texto breve explica el origen y la historia detrás de la conmovedora imagen: «La tristeza del pequeño niño es expresada solo en el gesto de morderse los labios ensangrentados».

El Vaticano se dispuso a distribuir estas tarjetas con el propósito de dejar clara la postura del Pontífice sobre las armas nucleares y el impacto de la guerra en los niños. Es la primera vez que el Papa pode expresamente que se utilice una imagen específica en esta temporada, sugiriendo así que se trata de un mensaje que considera de suma importancia en los albores del 2018.

Fuente: Aleteia