El paracetamol, uno de los medicamentos más consumidos en muchos países, puede traer muchos efectos adversos si no se sabe administrar correctamente.

jueves 14 de diciembre de 2017

De acuerdo con información publicada por el Instituto de Salud Pública (ISP) en conjunto con la Subsecretaría de Salud Pública, (en Chile) el paracetamol, uno de los medicamentos más consumidos en muchos países, puede traer muchos efectos adversos si no se sabe administrar correctamente.

Mediante un programa de vigilancia, sobre los efectos no esperados que provocan algunos medicamentos, el Instituto de Salud Pública ha informado: “En el caso de Paracetamol, su mal uso ha causado que algunas personas lleguen al hospital con daño hepático, provocando desde una hepatitis hasta el colapso del hígado, siendo, en algunos casos, el trasplante de órganos la única opción de tratamiento, e incluso ha provocado la muerte”.

El Subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows, y el Director del Instituto de Salud Pública de Chile (ISP), Alex Figueroa encabezan la campaña “Los Vivaceta: Uso responsable de los medicamentos”
Remarcan la importancia que las personas conozcan los riesgos que conlleva hacer caso omiso a las indicaciones médicas y consumir libremente los medicamentos sin pensar en las consecuencias. “Eso provoca intoxicación y la más grave es aquella que conduce a una falla del hígado y por lo tanto esa persona necesita trasplante hepático”, declaró Figueroa.

Explican que es cuando el medicamento se usa en mayor dosis a la sugerida o se combina con otros que contienen el mismo principio activo que llegan las consecuencias.

“El paracetamol es un medicamento que se vende sin receta médica, es de libre acceso y muy común porque es un buen analgésico”, añadió.

En la lista de medicamentos con mayores efectos adversos se encuentran la Glibenclamida, utilizada para el manejo de la Glicemia; seguida por la Lamivudina y Zidovudinba que combinadas se usan para el tratamiento del VIH. También se encuentran algunos otros como el anticoagulante Acenocumarol, el analgésico ya mencionado Paracetamol, y Rituximab para la artritis reumatoide.

Esta debe ser una alerta también para los mexicanos quienes consumen en grandes cantidades dichos medicamentos manejados por el sector salud y en el caso de paracetamol, además de libre venta se puede encontrar incluso en tiendas de abarrotes. Se recomienda no auto-recetarse y seguir las indicaciones de su médico.

Compartir