Reforma fiscal de Estados Unidos ¿afecta o beneficia a México? Esta es una de las preguntas que preocupa a autoridades y expertos económicos.
Reforma fiscal de Estados Unidos ¿afecta o beneficia a México? / Reuters

jueves 7 de diciembre de 2017

México cerrará el año con una presión externa más para la economía y las finanzas, se trata de la reforma fiscal de Estados Unidos que la mayoría de los expertos la ven como una seria amenaza para la estabilidad y competitividad del país, pero existen algunas voces oficiales que le ven el lado positivo a esto y aseguran que habrá beneficios en materia de exportaciones.

Ciudad de México.- La propuesta fiscal de Donald Trump de reducir el impuesto corporativo de 35 por ciento a 20 por ciento ha sido bien aceptada por la mayoría de los grupos influyentes de los Estados Unidos, ya fue aprobada por el Senado y están a la espera que haga lo mismo la Cámara de Representantes en las próximas semanas.

Según la consultora PwC, estas modificaciones a la base fiscal podrían entrar en vigor a finales de este año o más tardar, las primeras semanas del 2018, lo que ensombrece de alguna manera el panorama para México en materia de inversiones, cotización del peso y hasta la necesidad hacer ajustes fiscales internos para revertir los efectos.

En ese sentido, uno de los principales afectados será el peso, ya que tan solo con la aprobación por parte del Senado, tuvo una caída de casi 6 centavos por dólar, pero si entrará en vigor esta reforma, Finamex Casa de Bolsa pronostica que llegaría posiblemente hasta 19.50.

Otro de los aspectos negativos sería que los inversionistas decidan irse a Estados Unidos y alejar su dinero y sus plantas productivas de México, seducidos por las ventajas fiscales que ofrecería aquel país, pero uno de los peores escenarios es que en realidad, haya una fuga de capitales que ponga en riesgo la estabilidad económica del país.

Estos factores afectarían el crecimiento económico del país y según cálculos de Banco Base, apenas se alcanzaría un 1.9 por ciento de alza en el Producto Interno Bruto aunado a que la fuga de capitales podría ir desde los 9 mil hasta los 11 mil millones de dólares.

Ante esta posibilidad, algunos expertos proponen imponer un impuesto especial para gravar la salida de capitales y con ello frenar un poco estos movimientos.

El lado bueno de la reforma fiscal estadounidense

Estos serían solo algunos de los efecto negativos que tendría la reforma estadounidense en México, pero existe una visión más positiva a respecto, en donde esto beneficiaría al país en algunos aspectos.

Según Francisco de Rosenzweig Mendialdua, consultor y exsubsecretario de Comercio Exterior, la reforma fiscal de Estados Unidos detonará una mayor demanda de exportaciones de México hacia aquel país.

En declaraciones que retoma Notimex, el experto considera que “el hecho de que haya una reforma fiscal que haga más competitivo y permita un mayor crecimiento de la economía de Estados Unidos por razones fiscales, generaría una mayor demanda de exportaciones mexicanas a ese mercado”.

Además, esta reforma fiscal no afectaría las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), por lo que no hay riesgos en ese sentido.

“Son temas paralelos y me parece claramente que la reforma fiscal también nos ha dado (a México) un espacio para avanzar de manera profunda para mantener la competitividad en ese terreno”, concluyó Rosenzweing Mendialdua.

Fuente