Por Usúa Manero del Signo

Existen muchos tipos de empresa, desde un despacho de abogados hasta una agencia de relaciones públicas o un startup. Por eso no existe una fórmula exacta que pueda aplicarse en todas las entrevistas de tra­bajo, pero lo que no cambia son los códigos básicos que ayudan a proyectar confianza, seguridad y capacidad:

  • El Color

Pocas personas saben que los colores nos afectan emocional y físicamente. Nos pueden hacer sentir y ver felices, con energía, agresivos, poderosos… o todo lo contrario; incluso pueden subir nuestro rit­mo cardiaco. Al saber qué comunica cada color podemos escoger los más adecuados para lograr nuestros objetivos.

Para presentarse en las entrevistas de trabajo existe una combinación clave: blanco y azul.

El azul proyecta liderazgo, y no un tipo de liderazgo imponente, sino dinámico, el que hoy en día las empresas están buscando. También representa autoridad y decisión.

El blanco comunica pureza, honestidad, inteligencia, poder, liderazgo y sabiduría. Combinando azul y blanco creamos una imagen de liderazgo positivo basado en la honestidad.

Solemos usar el negro en cualquier ocasión, pero no es recomendable para una entrevista de trabajo; podríamos vernos demasiado agresivos, creando una barrera entre nosotros y el entrevistador. El negro se puede usar en accesorios y detalles, pero es preferible mezclarlo con otros colores o cambiarlo por gris, a fin de reducir la autoridad agresiva que puede proyectar.

TIP: Utiliza el color como estrategia.

Sentirte y actuar con seguridad y confianza te ayudará a proyectar una buena imagen profesional.

  • Vestimenta

El tipo de empresa a la que aplicas dicta lo que te debes poner. Las empresas jóvenes, startups o creativas suelen tener un código más informal que las grandes empre­sas que llevan en el mercado muchos años.

Sin embargo, hay ciertas reglas que en cualquier caso se deben seguir. Para las mujeres existe un mayor número de recomendaciones por la gama de variantes que podemos dar a nuestra forma de vestir, empezando por los escotes, los cuales no son recomendables en el ámbito profesional y mucho menos en una entrevista; tampoco lo son las transparencias y las minifaldas. En cuanto a los hombres, es mejor descartar las corbatas con estampados para verse más elegantes y con autoridad.

TIP: Investiga cómo visten los empleados de la empresa a la que vas a aplicar para no verte ni demasiado elegante ni descuidado. Entra a sus redes sociales y busca fotos de los empleados para encontrar un look similar.

  • La joyería

Si quieres lucir como una persona profesional, cuidadosa, respetuosa y tradicional, no te adornes demasiado.

TIP: La imagen profesional de los hombres solo acepta la argolla de matrimonio. Olvídate de llevar anillos, pulseras, collares o cualquier otro tipo de joya. Para las mujeres únicamente están per­mitidos los aretes (solo dos), un collar, una pulsera y un anillo.

  • Los zapatos

Los zapatos siempre deben estar perfectamente limpios, boleados y en buen estado. Si eres mujer, usa tacón medio o bajo; pueden sonar aburridos, pero son los más prácticos y te harán lucir profesional. Los zapatos con punta cerrada y en pico son los que más poder comunican.

  • La ropa

Las prendas estructuradas siempre te harán ver más formal y con mejor presencia. Es diferente usar un suéter suave y sin forma, que un saco con líneas marcadas. Las líneas curvas comunican accesibilidad; las rectas, autoridad.

TIP:
1. Si optas por un look más informal porque vas a aplicar a una empresa con una cultura relajada, cuida que todo lo que uses esté perfectamente limpio y planchado.
2. Si vas a vestir jeans, escógelos en azul oscuro.

  • Peinado

De manera inconsciente, analizamos las emociones de una persona a través del aspecto de su cabello. Si está mal peinada, lleva el cabello con mucho volumen y sin orden, percibimos que sus emociones se encuentran de la misma forma.

TIP:
1. Si tienes el cabello largo, asegúrate de llevarlo recogido y arreglado; si lo tienes corto, péinalo para que se vea clásico, arreglado y sin mechas por todas partes.
2. Los hombres siempre deben ir bien peinados y con la barba recortada y delineada.

  • Maquillaje

Aunque parezca un poco trivial es un tema básico. Está comprobado que las mujeres que usan maquillaje ascienden de puesto mucho más rápido que aquellas que no. No es un tema de machismo, sino algo instintivo. El maquillaje nos hace ver más jóvenes, con más energía (cuando tapamos las ojeras de las seis de la mañana) y cuidadosas. Si transfieres estas cualidades al área laboral, cualquiera prefiere trabajar con alguien que tiene energía y es cuidadosa. Esto no significa que tenemos que ir maquilladas como si fuéramos a una boda. El maquillaje tiene que ser natural, nada de lipsticks rojos u obscuros, sombras dramáticas o delineados muy marcados.

TIP: Nunca uses sombras azules ni mucho brillo en los ojos, ya que te restará autoridad de inmediato.

  • Tatuajes y piercings

Aunque sean más comunes y aceptados que antes, cualquier idea preconcebida que pudiera tener tu entrevistador te puede restar puntos, incluso si este los tiene.

TIP: Trata de esconder tus tatuajes y piercings lo mejor posible. Usa camisas con mangas largas o medias oscuras.

Recuerda que debes vestir para el puesto que quieres llegar a tener, no para el que ya tienes. Sentirte y actuar con seguridad y confianza te ayudará a proyectar una buena imagen profesional.