Venezuela: Las familias destinan más de 80% de sus ingresos para comprar alimentosNicolás Maduro, presidente de Venezuela./EFE

“Hay una caída del poder adquisitivo de 50%, cifra inédita. Las familias destinan más de 80% de sus ingresos para comprar alimentos, una clara señal de empobrecimiento”, explicó el economista Asdrúbal Oliveros.

En nota de prensa, el diputado Ángel Alvarado informó de que la inflación de septiembre alcanzó el 36,3% y la acumulada en los primeros nueves meses del año supera el 536%.

“En el cálculo de septiembre incidió que el gobierno nacional dejó de cotizar dólares en el mercado DIPRO y DICOM (divisas controladas por el Ejecutivo a diferentes tasas de cambio) cerrando totalmente la oferta de divisas, acelerando la depreciación del tipo de cambio y, con ello, el aumento de los precios de productos y servicios”, explica la nota.

Citado en la nota, Alvarado destacó que la aceleración de la inflación es consecuencia directa de la aplicación del modelo socialista que “ha llevado a que las familias destinen más del 80 % de sus ingresos a comprar alimentos”.

El parlamentario señaló que la financiación del Banco Central de Venezuela a la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) también incide en la galopante inflación, “además de ser ilegal e inconstitucional”.

Dado que el BCV lleva más de un año sin publicar la inflación y otros indicadores del país, la Asamblea Nacional decidió en enero pasado informar del índice de precios al consumidor para así ofrecer mensualmente datos sobre la inflación, explicó entonces el Parlamento en un informe.

“Para ello se definió una canasta de bienes y servicios representativa del consumo del venezolano, de acuerdo a la información suministrada por la ‘IV Encuesta de Presupuestos familiares’ realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas”, dice el informe.

A esa canasta “se le asignaron unos pesos relativos” de acuerdo a la “importancia en el presupuesto familiar, y luego los precios de los bienes y servicios de esa cesta son objeto de seguimiento a través de una ‘Encuesta de Precios’”.

Según el BCV, la inflación en el país cerró 2015 en el 180,9%, y esta es considerada por el Gobierno del opresor Nicolás Maduro como un problema inducido por una “guerra económica”, y culpan a empresarios y opositores de la grave crisis que atraviesa Venezuela.

El Banco Central ha guardado silencio desde 2016 acerca de las cifras oficiales de inflación, el PIB y la escasez en el país.

Fuente: intereconomia.com