Monique Navarro es una de las jóvenes mexicanas más multi-task que he conocido dentro del mundo de la moda: consultora de imagen, conferencista, profesora y empresaria. Pero dentro de sus múltiples facetas profesionales hay una que resalta: Monek.

Monique Navarro

Esta firma de ropa ha confirmado que lo de hoy es vestir lo effortless chic en cualquier momento y lugar. Inspirada en la mujer mexicana, está hecha para resaltar cada una de las cualidades que la conforman. Sobre sus diseños y su desarrollo personal, Monique nos compartió sus experiencias.

¿Cómo fue qué entraste al mundo de la imagen y la moda?
Siempre fui muy inquieta y con la suma de los años eso se convirtió en emprendimiento. Mi trabajo siempre ha sido la extensión y la fuente de mis pasiones, ha sido la puerta para involucrarme en este mundo.

¿Cómo surge Monek y tus otras líneas de ropa y accesorios?
Hace poco más de dos años terminé un MBA en gestión de empresas de moda y belleza y una de mis marcas la entregué como proyecto final (AI-DU Bridal Couture). Desde entonces no he dejado de crear. Así nació Monek. Poco a poco desarrollo colecciones “cápsula”, que con el paso del tiempo me siguen brindando conocimiento, áreas de oportunidad, satisfacción y más ganas de perfeccionar y ver crecer a Monek.

¿Cuáles son los principios que consideras puntos clave de tu éxito?
Los errores, ¡si no te equivocas no aprendes!, y sobre todo, la constancia y la capacidad para reinventarme cada día, para darle un nuevo aire o un giro a mis sueños y proyectos.

¿Cuál es el principal obstáculo al que te enfrentas día a día?
La frustración de solo tener 24 horas al día, y cuando no todo sale en tiempo y forma─de la manera que tiene que ser: en tiempo récord para los demás y en el tiempo justo para mí. Soy muy perfeccionista, lo que es una excelente cualidad, pero también un terrible defecto; así que, para ser más concreta, muchas veces soy yo mi propio obstáculo. Afuera siempre los hay, más chicos o más grandes, los más importantes son los propios.

¿Cuál es tu mayor anhelo?
Guardar los mejores recuerdos de cada día: las fallas, los problemas profesionales y personales, las alegrías, los viajes. Hacer cada momento único e inolvidable, ese sería un anhelo muy personal. Un anhelo profesional… Muero de ganas de escribir un libro.

¿Qué referentes de esta industria son tus principales ejemplos a seguir?
El ser humano en general, por lo complicado de nuestro comportamiento y la manera como expresamos nuestras emociones. De manera más específica, la obra de Karl Lagerfeld me parece digna de admirar, pero también la creatividad y el estilismo de Anna Dello Russo.