Por Cynthia Aguirre

Esta intervención ha dejado de considerarse un acto vandálico para transformarse en comentario político

El graffiti comenzó a invadir vagones del metro y urbes enteras hace apenas 50 años. Aunque el intento por plasmar una huella individual en el espacio público está doc­mentada desde el imperio romano, es solo en fechas recientes que esta intervención ha dejado de considerarse un acto vandálico para transformarse en comentario político e, incluso, en arte urbano (street art).

Si bien aún conserva el gesto gráfico compacto (conocido como tags o firmas) y las tipografías personales (throw-ups o vomitados), herencia de su boom en los 70, el grafiti ha migrado hacia lo pictórico y ahora produce paisajes urba­nos (masterpieces u obras maestras) que además son ácidas críticas políticas.

Resultado de imagen para saner

El anónimo Banksy, reciente decorador del hotel palestino con las “peores vistas del mundo”, sigue siendo el grafitero más icónico y comprensible en cualquier idioma. Es reconocido por su técnica con esténci­les e imágenes casi monocromas, lo que le permite seguir trabajando rápida y furtiva­mente. Ahora, resulta irónico que la misma policía que antes lo perseguía por las noches deba proteger sus obras callejeras, ya que son patrimonio valioso de muchas ciuda­des en el mundo.

Resultado de imagen para banksy

El grafiti en México tiene su propio lenguaje y talentosos exponentes. Edgar Flores, Saner, es quizás el más valorado. Él encuentra la “cordura” que promete su seudónimo (en inglés) en la creación de murales de gran colorido e ins­piración autóctona que enaltecen nuestra cultura. Reconoce su deuda con José Gua­dalupe Posada y los muralistas mexicanos, aunque parece estar más cerca de la versión chicana de este movimiento que mudó el arte a los muros exteriores para hacerlos de­claratoria de principios.

Resultado de imagen para banksy

En muros, lienzos o papel, Saner combi­na lápices, pinceles, goteos y aerosoles para crear personajes que se ocultan tras más­caras artesanales y que nos invitan a reali­zar un viaje interior en busca de la esencia personal. Este joven diseñador e ilustrador trabaja lícitamente el gran formato del neo­muralismo, para comunicar una reflexión que le tomó mucho tiempo articular: en­cuentra tu autenticidad y revélala al mundo.

Resultado de imagen para saner

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here