Un providencial anuncio para solteros hizo que se conocieran

El anuncio, aparecido en pequeño diario local, que cambió la historia de la Iglesia

El anuncio, aparecido en pequeño diario local, que cambió la historia de la Iglesia

La historia de la Iglesia no sería la misma sin este anuncio que un soltero puso en un periódico local, el diario católico Altoettinger Liebfrauenbote (Correo de Nuestra Señora de Altotting).

Funcionario civil de rango medio, soltero, católico, de 43 años, con pasado inmaculado, del campo, está buscando a una chica católica pura y buena, que pueda cocinar bien, afrontar todas las tareas del hogar, con talento para coser y hacer tareas domésticas con vistas al matrimonio tan pronto como sea posible. La fortuna es deseable pero no una precondición.

El artículo lo puso en un periódico local de un pueblo de Baviera Alemania un joven llamado Joseph Ratzinger. Estaba buscando esposa y en el primer intento no la encontró. Cuatro meses después volvió a intentarlo añadiendo que se trataba de un “un funcionario medio”, informó el dominical alemán Bild am Sonntag, en plena visita del Pontífice a su Baviera natal.

Este segundo anuncio tuvo mucha más fortuna y la Providencia quiso que llamara la atención de Maria Peintner, de 36 años, una hija ilegítima de una panadera y cocinera entrenada. Cuatro meses después Joseph y María se casaron. Unos años más tarde, el 16 de abril de 1927, un Sábado Santo, María dio a luz a su segundo hijo, Joseph Aloisius Ratzinger (Benedicto XVI)

Más información:

10 cosas interesantes que hay que conocer sobre Benedicto XVI