Por Dra. Carmina Flores Domínguez

La ciencia avanza a pasos agigantados. No solo se ha logrado conocer los misterios que almacenan los genes, sino la manera en que se leen e interpretan en diferentes procesos biológicos dentro de nosotros.

Cada día conocemos más a detalle cómo funciona nuestro organismo y cómo interactúa con el medio ambiente. Esto nos ha permitido entender el importante papel que juega el sistema inmunológico en el control y regulación del metabolismo.

¿Qué es el inmunometabolismo?

Es la interacción que tiene el metabolismo a nivel celular con el funcionamiento de aparatos y sistemas en nuestro cuerpo. Específicamente tiene que ver con la manera en que nuestro organismo interactúa con el mundo en el que vivimos: lo que respiramos, cómo digerimos y qué nutrientes absorbemos, cómo se regula el latido cardíaco, cómo respondemos a los ataques infecciosos, etcétera. Y para esto es indispensable conocer a fondo cómo funciona el sistema inmunológico y cómo interactúa con las bacterias que habitan en nuestro cuerpo, como: la flora intestinal, la respiratoria y la que vive en nuestra piel.

¿Cuáles son las enfermedades inmunometabólicas?

Estas enfermedades se originan por un aumento en la inflamación (a nivel celular) producida por el sistema inmunológico. Un 30% de su origen es genético, pero 70% son derivadas del estilo de vida, por lo que el realizar un estudio genético no siempre nos brinda la información que requerimos.

Entre estas enfermedades se encuentran: el sobrepeso y obesidad, el síndrome metabólico, enfermedades cardiovasculares, alergias, asma, enfermedades autoinmunes o enfermedades neurodegenerativas.

¿Por qué se produce la inflamación celular?

Es un mecanismo de defensa natural que puede verse sobrepasado por los estímulos del estilo de vida como son estrés, patrón de sueño, alimentación, actividad física, tabaquismo o flora intestinal no saludable.

¿Se pueden tratar estas enfermedades?

Lo ideal sería prevenirlas mediante una revisión médica, estudios de laboratorio y gabinete, así como analizar nuestro estilo de vida para detectar riesgos. En caso de padecerlas, se pueden tratar y revertir algunas de ellas antes de que ocasionen daños permanentes. Sin embargo, para que esto suceda es fundamental una dieta que pueda balancear el sistema endócrino, el digestivo, el inmunológico y el aspecto psicológico del paciente para lograr un abordaje integral.

El estudio del inmunometabolismo es muy joven en nuestro país y es poco conocido, pero gran cantidad de enfermedades crónico-degenerativas tienen un fundamento inmunológico importante.


Carmina Flores Domínguez
Exalumna del Colegio Miraflores. Doctora en Patología Celular. Máster en Psicología Infantil y experta universitaria en Inmunonutrición.

Nutrición y Medicina Integral Humanizada
Av. Jesús del Monte 39B, 903. Consultorio 12.
Tel. 5247 3536 y 5247 0129

www.nutrimmunehealth.com