Carlos Escaip, joven arquitecto de tan solo 23 años, ha comenzado una gran cruzada para darle la comodidad que se merecen nuestros mejores e incondicionales amigos: los perros y los gatos. Sus camas combinan con maestría la originalidad, el buen gusto y la comodidad.

Carlos, ¿cómo se te ocurrió esta idea?

Toda mi vida he tenido perros y hace dos años mi novia y yo tomamos la mejor decisión: adoptar a una perrita maravillosa, Camila. Inspirado en ella creé una cama confortable que al mismo tiempo sirviera como pieza de decoración en mi casa. Con este proyecto, que lleva por nombre Sueño Perrofundo, ya llevamos trabajando un año mi socio, Andrés González, y yo. Buscamos crear conciencia en las personas acerca del lugar que ocupan los animales en nuestras vidas, así como del buen trato que debemos darles.

¿Cuáles son las particularidades de sus camas?

Están enfocadas en los amantes de los perros y del diseño. Además de confort, diseñamos piezas únicas. Brindamos la opción de agendar una cita para conocer a tu mejor amigo y así poder crear una cama que vaya de acuerdo a sus necesidades y la decoración de tu casa. Nuestras camas son fabricadas con materiales importados, tienen un alto nivel de calidad y acabados de lujo.

¿Cómo visualizas este negocio en el futuro?

La pasión por los animales es algo con lo que nací, me veo trabajando siempre en esa área. Buscaremos crecer internacionalmente y convertirnos en un referente del diseño de productos para animales. Cabe destacar que un porcentaje de las ganancias es destinado a la compra de alimento para perros y gatos en situación de calle, labor que esperamos extender a otras especies necesitadas.

¿En dónde podemos encontrar tus productos?

Tenemos un showroom en Tecamachalco y también pueden encontrarnos en nuestras redes sociales.

Showroom
(55) 53931938 y (55) 52511267

Instagram
suenoperrofundo