El juez de menores de Granada, Emilio Calatayud, escribe sobre problemas familiares.

El juez de menores de Granada escribe en su blog sobre problemas familiares que se pueden generar por cómo se gestiona la relación padre e hijos.

“Buenas, soy Emilio Calatayud. El otro día, un sabio que tiene unos cuantos años -lo que en su caso le hace todavía más sabio- me comentó la siguiente teoría: los padres empezamos a perder el pulso con nuestros hijos cuando nos empeñamos en preguntarles todo: ¿Qué quieres comer? ¿A dónde quieres ir de vacaciones? ¿Quieres ir al cine? ¿Qué cadena de televisión quieres ver?, ¿Qué ropa quieres?, etcétera.

La familia no tiene que ser una dictadura, pero tampoco es una democracia. Si siempre pedimos la opinión a nuestros hijos, el día que se nos olvide puede que se enfaden y nos monten una revolución o dos. Y, claro, si ya tienen 17 años y miden 1,90 pues es complicado… Sentido común”.

 

Fuente: abc.es

5 COMENTARIOS

  1. Totalmente. Decretazo y a callar. Sobre todo si el tema recae en una sola y hay contra educación sibilina u omisión de la otra parte. Yo tengo dos hijos, uno acaba de cumplir 18 y se cree que ya puede hacer y deshacer, y la otra de 15 está en la peor edad. Soy profesora de instituto desde el 91 y no acabo en todo el día con los mismos temas. Me gustaría que existiera un decálogo para guiarme. De todas formas, soy optimista y mi experiencia me dice que así no se quedan. Pero los costes físico y mental, económico y emocional son muy altos.

  2. A veces nosotros somos quienes intentamos defender el derecho a la educacion de nuestros hijos pero………..nos encontramos con personas ” Maestras por ejemplo ” que se entrometen en nuestras vidas imponiendo criterios como que ……con 6 años ya debe ser un niño independiente ¡¡
    Yo no deseo perder el pulso.
    Tan solo pido que nos dejen educar a nuestros hijos ¡¡

    • Hombre, yo no veo mal que los niños aprendan a equivocarse (siempre y cuando no hagan cosas que estén mal o sean peligrosas para su integridad), y es necesario que vayan adquiriendo un cierto grado de independencia, y más aún en un mundo como este, cada vez más caótico, donde lo que antes tenía valor, en un abrir y cerrar de ojos no lo tiene.

  3. Teniendo en cuenta que pasamos gran parte de nuestra vida tomando decisiones, creo que el fomentar que los niños decidan ciertas cosas forma parte de la educación. Si pensamos y decidimos por ellos, cuando no estemos qué harán?.
    Si los tratamos en democracia, cosa que no ve muy bien este juez, serán democráticos. Sí lo hacemos en dictadura, serán dictadores. Acabarán comportándose según el modelo que se les muestre.

  4. Los niños tienen que tener un orden y hay quevtener un ten con ten. Ni dictadura ni haz lo que quieras porque luego quieren ir de botellón y volver a la hora que quieran.

Deja un comentario