5 trampas de los meses sin intereses

0

Una de las mayores ventajas que tiene el uso de la tarjeta de crédito es, sin duda alguna, pagar sin tener dinero, a plazos y ¡Sin intereses! Claro, siempre y cuando conozcas su lado oculto.

Un principio básico es comprar cosas que mantengan su vigencia, incluso después de que hayas terminado de pagar la deuda, por ejemplo: computadoras, autos y algunos electrodomésticos. Lo peor que puedes comprar son productos o servicios perecederos, ya que terminarás endeudado por algo que costó mucho más de lo que duró.

  1. Revisa la fecha y hora de pago

En los pagos a meses hay que cuidar detalles tan triviales como la hora de pago. Las personas suelen quejarse de que los bancos no cumplen, pero en realidad ellos son los que no revisaron bien las condiciones de su crédito, por ejemplo: haces a tiempo tus pagos durante los primeros dos meses, pero en el tercero decides pagar a través de banca en línea y piensas que hasta un minuto antes de que termine el día puede entrar el pago. ¿Estás seguro de que tu banca en línea no tiene una restricción de tiempo? Puede que pagues después de esa hora y se registre hasta el otro día. Así, cuando llega el momento de hacer el siguiente pago te das cuenta de que ya no tienes la promoción de meses sin intereses y ahora la cuenta es por el monto total.

  1. Nunca te atrases en tus pagos

Si tú te atrasas con tus pagos, aunque sea solo un mes, automáticamente (dependiendo del banco y del comercio donde compraste) pueden invalidarte los meses sin intereses. Por eso debes conocer antes la información acerca de las condiciones de pago. No se trata solo de ir, pasar la tarjeta y aceptar los pagos a meses.

  1. Toma en cuenta tu capacidad de pago a largo plazo

Correcto, no tienes dinero ahora, pero pagarás esa computadora o el coche en dos años, ¿estás seguro de que tendrás dinero suficiente y constante durante todo ese tiempo para hacer los abonos? Elabora un presupuesto elemental, calcula cuántos meses tendrás una deuda y qué gastos podrías recortar en caso de que en algún mes no tuvieras suficiente dinero.

  1. Revisa las condiciones ANTES de aceptar

Basados en tristes experiencias, podemos advertirte que muchas veces este método de pago solo aplica durante los primeros siete días de haber tramitado ciertas tarjetas de crédito; algo que no te explican cuando te venden la tarjeta y, siendo honestos, tampoco lo preguntamos.

  1. Toma en cuenta el Costo Anual Total (CAT) dentro del precio de la promoción

La primera pregunta cuando compras a plazos suele ser: “¿A cuántos meses?”. Te aconsejamos que antes saques una cuenta rápida de cuál será el Costo Anual Total (CAT) de tu compra.

Si quieres comparar las características de todas las tarjetas de crédito, puedes usar el simulador gratuito de ComparaGuru.com

Leave A Reply

Shares