Estás consciente de los patrones familiares que reproduces en tu propia vida?

Por Gala Camberos

Hace unos días les platiqué de lo que es confrontar a alguien desde la honestidad y siendo asertivos (no pasivos, no agresivos). La primera confrontación que tuve de esta naturaleza ocurrió cuando yo tenía 18 años y se las comparto por si a alguien puede servirle mi experiencia.

Mi madre había muerto un año antes y yo llevaba apenas 6 años de convivir con mi padre, lo hacía ocasionalmente porque no vivíamos juntos. Un día en un restaurante le pregunté por qué no se había quedado con mi madre y conmigo… vi su rostro desencajado y sus ojos llenarse de las lágrimas que se asoman cuando algo se ha movido profundamente en el corazón y quieres llorar, tomó un poco de aire y me dijo:

“Tu madre fue lo que mejor que pasó por mi vida, una mujer sumamente inteligente, fuerte, independiente, hermosa y segura… ella no me necesitaba y eso fue lo que me asustó. No todos los hombres podemos con el brillo de las mujeres como ella. Cometí el error de dejarla ir y cuando quise repararlo, ya era demasiado tarde.”

Hay patrones que se repiten generacionalmente en una familia. Cosas que de pronto viven las o los bisabuelos, abuelos, padres e hijos, hasta que llega alguien que los sana y los resuelve en el “sistema familiar”, sanando así a todo el árbol genealógico.

Piensa en cuáles son los patrones o situaciones que se repiten una y otra vez en tu familia y trabájalos. Estos son algunos de ellos:

Adicciones.
Soledad por divorcios, viudez, abandonos, falta de pareja.
Traiciones.
Pérdidas financieras, escacez, falta de dinero o trabajo. Etc.

Les comparto la oración a la que yo recurro frecuentemente para sanar y resolver históricamente esto, recuerda primero agradecer y luego pedir:

Creador de Todo lo que Es: Dios, te agradezco desde lo profundo de mi ser por mi vida y la vida de toda mi familia, con amor te pido que sanes, limpies y resuelvas en todo mi sistema familiar… (mencionas la situación) para que dejemos de vivirla, de experimentarla, de seguirla atrayendo y generando. Pido humildemente perdón a nombre de todos nosotros por lo que sea que haya generado esto y te doy gracias porque sé que en esta hora bendita tu me has escuchado. Reestablece la perfección divina entre nosotros. Hecho está.

Amo esta foto de mis padres, amo la carita de mi madre y el amor que veo en sus ojos. Vengo de un sistema familiar de mujeres que aman demasiado… afortunadamente ya trabajo también en reequilibrar esta situación para bien de toda mi familia y de la humanidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here