«La ballena azul», el siniestro juego suicida ya llegó a Sudamérica

El desafío, que surgió en Rusia y provocó una ola de más de 130 suicidios adolescentes, recaló en Brasil donde se presentaron algunos casos. Los detalles del macabro reto viral cuya última prueba es quitarse la vida

Por Elizabeth Lergarreta

El desafío de La Ballena Azul es muy diferente a cualquier otro que se haya hecho viral en años pasados entre los jóvenes. Éste culmina con el suicidio de sus participantes, además de estar lleno de macabros retos.

Lo que comenzó hace dos años en Rusia como un fenómeno aislado, ahora está en Latinoamérica. Éstos son algunos de los casos conocidos hasta el momento:

En Colombia, una joven hirió con un cuchillo a un compañero dentro del colegio. Según declaraciones de la madre de éste, la chica lo hizo por el reto de La Ballena Azul.

Mientras tanto, en Brasil, el reto ya ha tomado la vida de dos jóvenes. Una de ellas, de tan sólo 16 años de edad, se ahogó en un río. Cuando encontraron su cadáver, presentaba múltiples cortes en los brazos.

Además se han presentado más jóvenes «que han muerto en condiciones sospechosas y estaban relacionados con el reto», según las autoridades.

También en Colombia, otra adolescente, esta vez de 13 años, se ahorcó en el patio de su vivienda. Según su madre, ella se encontraba realizando el reto.

En el mismo país latino, un joven de sólo 17 años se suicidó cuando su madre salió a la tienda. Posteriormente al revisar su computadora, se descubrió que era parte de el desafío.

Por su parte, en Chile, una niña de 12 años fue amenazada de muerte para ella y sus familiares si no completaba el desafío. Las amenazas, según se cree, vinieron de parte de algunos administradores de los grupos de La Ballena Azul en Facebook. La madre de la joven declaró que ya había advertido los cortes en los brazos de su hija, pero no sabía qué sucedía más a fondo.

No fue hasta que los compañeros de escuela de la niña dieron aviso a sus profesores sobre lo que ocurría y proporcionaron detalles, que se atendió la situación con urgencia, evitando así un suicidio más.

Las autoridades de diversos países latinos están emprendiendo campañas de prevención y pidiéndole a los padres que estén al pendiente de sus hijos: cualquier comportamiento extraño o heridas en el cuerpo podrían alertarlos.

El juego siniestro surgió en Rusia en 2015
El caso que encendió la alarma se presentó en Vila Rica, en el estado de Mato Grosso. Una adolescente de 16 años murió ahogada en un lago y su cuerpo apareció con cortes en sus brazos. «En especial, existe esta investigación de una chica del centro oeste de Brasil, que murió en condiciones sospechosas y que tenía conocimiento y relación con el juego en cuestión», aseguró el Coronel Arnaldo Sobrinho, responsable del caso, según informa la agencia de noticias G1.

Después de conocerse la noticia, una madre denunció que su hija también estaba involucrada en el juego. Tenía numerosos cortes en el cuerpo. En su declaración, la chica confirmó las sospechas: ya había cumplido 48 de las 50 pruebas de «La ballena azul».

Origen del juego

El juego comenzó en Rusia en 2015. Las cifras de suicidios adolescentes, desde entonces, comenzaron a crecer. Las autoridades relacionaron el incremento con la explosión de «La ballena azul», un juego macabro que se viralizó a través de Vkontakte (VK) -el Facebook ruso- y al que le atribuyen más de 130 muertes.

El reto de la ballena azul le debe su nombre a una característica muy particular de la especie marina, que por voluntad propia se acerca a las costas para morir. En los grupos de la red social rusa, los administradores proponen distintas pruebas ingenuas como ver sin interrupciones más de 24 horas de películas de terror, pero que suben de tono hasta volverse tétricas y preocupantes, como los juegos de autolesión: el «dibujo» de una ballena con un cuchillo y distintos retos que llevan al colapso psicológico. La prueba final, después de 50 días, es suicidarse.

Hasta entonces, se creía que el reto correspondía solo a Rusia, que no había traspasado la frontera. Sin embargo, en los últimos días se registraron algunos casos que se vincularon con «La ballena azul» en Brasil. Los primeros sucedieron al noreste, en el estado Paraíba, donde se cree que dos jóvenes murieron mientras participaban en una de las pruebas. Los jóvenes deben llegar hasta la prueba 50 que implica el suicidio.

¿Cómo ingresan al juego?

Los líderes utilizan perfiles falsos en Facebook y reparten mensajes a adolescentes en sus perfiles o a través de WhatsApp invitándolos a unirse a grupos cerrados. Conocidos como «tutores en línea», otra vía de contacto que utilizan es a través de spams en los correos electrónicos. Extorsionan a los adolescentes con información personal para obligarlos a jugar.

Cada prueba se manda a través de un mensaje por grupo de WhatsApp o cerrado de Facebook a las 4:20 de la madrugada. Más allá de que los participantes no tienen relación con los «tutores», una vez que cumplen cada prueba, deben enviar fotografías que lo certifiquen.

El siniestro juego por el que se suicidaron más de 130 adolescentes rusos.

El desafío de la Ballena Azul nació en Rusia, y es allá dónde se le atribuye el suicidio de por lo menos 150 adolescentes.

Pero, ¿de dónde salió exactamente esta macabra moda viral? De la mente de un joven de sólo 21 años.

El desafío de la Ballena Azul nació en Rusia, y es allá dónde se le atribuye el suicidio de por lo menos 150 adolescentes.

Su nombre es Philipp Budeikin y ya enfrenta cargos en Rusia. Él inventó este desafío que nació en 2015, sin embargo, desde 2013 administraba grupos suicidas en Facebook. No se sabe todavía con precisión de cuántos suicidios es responsable.El desafío de la Ballena Azul nació en Rusia, y es allá dónde se le atribuye el suicidio de por lo menos 150 adolescentes.

Philipp vivía en Solnechnogorsk y estudió 3 años la carrera de psicología, hasta que fue expulsado de la universidad. Gracias a estos tres años de especialización, aprendió los trucos que pueden llegar a trastornar una mente hasta el punto del suicidio.

Su ideología

Existe una entrevista que Philipp dio para el sitio Saint Petersburg. Con ella sorprendió al mundo entero por su pragmatismo cínico y su sangre fría:

«Sí. Lo hice… Murieron felices. Les di lo que no tienen en la vida real: calidez, comprensión y comunicación». También aseguró que existen «personas» y «residuos biodegradables», y éstos últimos «No tienen valor para la sociedad y sólo la dañarán», por lo que él «Estaba limpiando la sociedad de estas personas». Y no se arrepiente.

En dicha entrevista también habló sobre los retos dentro del desafío que privan del sueño a los participantes: «Si se viola el régimen –de sueño–, la mente se vuelve más accesible a la acción».

Por desgracia, muchos jóvenes alrededor del mundo comparten la ideología de Philipp. Quienes dirigen estos retos se llaman «curadores». Ellos no participan, sólo le dicen a los demás qué deben hacer y cuándo deben morir. No se sabe exactamente cuántos curadores existen actualmente en línea, pero se extienden con rapidez por el mundo entero. El reto ha llegado a Latinoamérica, además hay reportes sobre los primeros casos en el Reino Unido.

Fuentes: Infobae.com y latam.pcmag