Profesor reprueba a la totalidad de la clase para que experimenten lo que es el socialismo

En una universidad americana, un profesor de economía decía que nunca había reprobado a un solo alumno, hasta que una vez reprobó a toda la clase.

Esa clase en particular, había insistido en que el socialismo realmente funcionaba: con un gobierno asistencial intermediando en la riqueza, nadie sería pobre pero nadie sería rico, todo sería igual y justo.

Entonces, el profesor les dijo:

– “Ok, vamos a hacer un experimento socialista en esta clase. En vez de dinero, usaremos sus notas, las que obtengan de las pruebas. Todas las notas serían concedidas con base en la media de la clase y por tanto serían “justas”. Todos recibirán las mismas notas, lo que en teoría, significa que nadie será reprobado, así como también nadie recibirá un 10″.

Tras la primera prueba, el profesor calculó la media y todos recibieron un “7”.

Así, quien estudió con dedicación quedó indignado, pero los alumnos que no se esforzaron, quedaron muy felices con el resultado.

Tras la aplicación de la segunda prueba, los estudiantes flojos estudiaron mucho menos -ellos esperaban sacar notas buenas de cualquier forma-; y los que al inicio habían estudiado mucho, decidieron que ellos también aprovecharían el tratamiento propuesto para sus notas. Como resultado, la media de la segunda prueba fue de “4”.

Por supuesto, a nadie le gustó…

Después de la tercera prueba, la media general fue de “1”.

Si bien, las notas no volvieron a niveles más altos, los desacuerdos entre los estudiantes y la búsqueda de culpables, se llenaron de malas palabras, que pasaron a ser parte de la atmósfera de la sala de aquella clase. La búsqueda de “justicia” entre los estudiantes, había sido la causa principal de las quejas, mientras que el odio y el sentido de injusticia se convirtieron en parte común de ese grupo.

Al final de todo, nadie quería estudiar más para beneficiar al resto de los estudiantes del curso….

Por tanto, todos los alumnos repetirían aquella materia…

Para su gran sorpresa, el profesor explicó:

– “El experimento socialista fracasó, porque cuando la recompensa es grande, el esfuerzo por el éxito individual es grande; pero, cuando el gobierno quita todas las recompensas, tomando los logros de otros para darlos a los que no batallaron por ellas, entonces nadie más va querer hacer su mejor esfuerzo. Tan simple, como por ejemplo son Cuba, Corea del Norte y Venezuela…”

1. No se puede llevar al más pobre a la prosperidad, quitando la prosperidad del más rico.

2. Para cada uno que recibe sin haber tenido que trabajar, hay una persona trabajando sin recibir.

3. El gobierno no consigue dar nada a nadie, sin que para ello tenga que quitar algo a otra persona.

4. Al contrario de lo que predica el socialismo, es imposible multiplicar la riqueza intentando dividirla.

5. Cuando la mitad de la población entiende la idea de que no necesita trabajar, entonces la otra mitad entiende que no vale la pena trabajar para sustentar a la primera mitad, entonces llegamos al comienzo del fin de una nación.

6. Haz tu parte, lee esta información. Enseña a los ignorantes lo que realmente significa el socialismo.

A partir de esta simple explicación, ya sabemos que el socialismo ni es bueno, ni funciona. Quienes opinan lo contrario, lo hacen por ignorancia, y cambiarán su opinión, cuando el dinero de los demás se acabe.

– Sir Winston Churchill

2 COMENTARIOS

  1. Qué estupidez mas grande .- Sólo mierda para los ignorantes, y publicada en un medio mexicano, un país “norteamericano” pero tan pobre y corrupto como el mas sudamericano de todos. Por qué no estudian el socialismo económico Canadiense?? O el comunismo pragmátyico Chino? O la forma de distribución de la riqueza en países de Europa Escandinava, mas varios otros de Europa Central y Occidental? Incluso siendo algunos de ellos capitalistas, es un capitalismo que nada tiene que ver con el abuso de países bananeros como México y otros en Latinoamérica. Vayan con sus cuentos podridos a otra parte!! . HE pasado muchos años de mi vida conociendo Latinoamérica, y verdaderamente siendo tan maravillosos sus paisajes, no lo son los sistemas abusivos y cínicos que rigen en la mayoría de sus sociedades.

  2. Respuesta a una amiga que me envío el artículo.
    Hola L te respondo:
    1) En mi experiencia he llegado a la conclusión de que casi todos son autocomplacientes con lo que saben.
    2) Los no complacientes se ponen a estudiar y a investigar (filosofar) porque se asumen ignorantes porque estudiar e investigar tienen el propósito de saber un poco más, de ignorar menos…
    3) El resultado es que efectivamente el que estudia e investiga incrementa su saber pero… ¡sorpresa! se percata de que su ignorancia es mucho mayor que al principio porque ha multiplicado sus preguntas. De ahí que el estudio y la investigación no cesa jamás… eso nos muestra la historia de la humanidad.
    4) Hay ignorantes conscientes de que lo son y otros inconscientes. Un ejemplo lo tenemos en Sócrates: “yo solo sé que no se nada” y quienes presumen de saber sin ser sabios en absoluto.
    5) No comparto tu objetivo de “darle una buena arrastrada” a tu [email protected] Lo que haría sería tratar de convencerla o persuadirla de que su punto de vista es insostenible con argumentos.
    Todo lo anterior como preámbulo a mi contraargumentación…

    1) En primer lugar, el ejemplo habla de un “socialismo” en abstracto sin considerar que hay distintos ensayos para distribuir con más justicia la riqueza producida en una sociedad; por ejemplo Canadá, China, y países europeos como Noruega, Escandinava, Suiza, Alemania, Eslovaquia, Liechtensein, Luxemburgo, Austria… que ocupan los primeros puestos del índice de desarrollo humano que mide esperanza de vida (salud), educación y riqueza. (datos de la ONU en 2016 entre 188 naciones)
    2) Los países de América mejor evaluados son: Estados Unidos y Canadá (lugar 19), Argentina (lugar 39), Chile (lugar 40).
    3) México ocupa el lugar 77 y Venezuela en el lugar 71. Venezuela está mejor situado que México pero en ambos países las cosas pueden mejorar mucho todavía.
    4) En México la falta de transparencia, el abuso de poder, el otorgamiento de privilegios, y sobre todo obstáculos a una competencia más libre y más justa, son razones que perpetúan y agravan la inequidad en la distribución de la riqueza. En México se puede apreciar a simple vista la gran inmensidad en la desigualdad económica. Por un lado, florecen los negocios junto a una clase burócrata con privilegios. Por el otro lado la mayor parte de la población, los mexicanos de a diario, que son los que hacen caminar al país con jornadas que van desde muy temprano en la mañana hasta ya bien entrada la noche, para poder afrontar al menos el gasto diario de la familia. Hay una separación muy marcada entre los mexicanos trabajadores y la clase que se beneficia de éstos. Llama la atención la clase formada por empresarios y funcionarios públicos de alto rango, donde destaca tanto la grandeza de sus mansiones como las tiendas y restaurantes de lujo que frecuentan. Es motivo de admiración, ver a un ejército de trabajadores férreos saliendo a tomar el desayuno o la comida en las fondas de la esquina o en el triciclo que a diario vende tamales y atole afuera de los centros de trabajo. Estos últimos representan la grandeza de un pueblo que siempre ha sido más grande que sus problemas, pero que desafortunadamente enfrenta una fuerte restricción de oportunidades para salir adelante. Este es el México doble donde la disparidad de ingresos puede alcanzar más de 100 veces el salario mínimo, y no precisamente porque los primeros sean 100 veces más productivos que los segundos, como sería ideal en un sistema de competencia perfecta y justa, sino más bien porque esto es propio de un sistema que privilegia no solo a los grupos de poder, sino también a una clase política…
    5) En fin, los humanes no somos perfectos pero existen argumentos, experiencias (fracasos, errores) que nos enseñan caminos para mejorar la situación de las sociedades existentes. En México se presenta la oportunidad de intentarlo una vez más…
    L espero tus críticas. Un beso.
    José Antonio Robledo y Meza
    [email protected]

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here