La campaña de Bill Gates contra el slogan de Trump: “America First”

Dos billonarios norteamericanos con visiones del mundo diametralmente opuestas se están enfrascando en una discreta guerra de retórica en torno a la salud y el desarrollo globales. Uno es Bill Gates; el otro es Donald Trump.

De acuerdo con una opinión vertida por Gates en la revista Time, el empresario argumentó las razones por las cuales los recortes en salud global que hizo Trump en el presupuesto que propuso la semana pasada harán que los americanos estén más débiles y menos seguros.

American optimism v. American carnage.

“Comprendo que algunos americanos ven que sus impuestos se van al otro lado del mundo y se preguntan por qué no se gastan en casa,» escribió Gates. “Esta es mi respuesta: Esos proyectos mantienen seguro a Estados Unidos. Al promover la salud, la seguridad y las oportunidades económicas, se estabilizan las partes más vulnerables del planeta.»

 

Gates subrayó la forma como la ayuda extranjera y las inversiones en salud global ayudan a prevenir epidemias como el ébola, fortalecen los mercados, incentivan las oportunidades comerciales y colocan a los países más pobres en el camino hacia la autosuficiencia»  — desarrollo que beneficia a los norteamericanos.

Este artículo fue publicado después de que la carta anual de la fundación Bill & Melinda Gates, entregada en febrero, ofreció lo que parece ser otra velada crítica contra el escepticismo de Trump con respecto a la efectividad de las vacunas — resaltando que la vacunación a nivel global es ‘el mejor negocio’.

 Bill and Melinda Gates Foundation

“Las vacunas son la principal razón de la disminución de la mortandad infantil», escribió Melinda Gates. “Son una inversión increíble. La vacuna quíntuple, que protege contra cinco enfermedades infecciosas muy comunes en una solo inyección, hoy cuesta menos de un dólar.»

Bill añadió:Y por cada dólar gastado en inmunizaciones infantiles, se ganan 44 dólares en beneficios económicos. Eso incluye el ahorro del dinero que las familias pierden cuando un hijo enferma y uno de los padres no puede ir a trabajar.»

Gates fue aún más directo durante una entrevista en el USA Today, donde dijo que la idea «America First» podría de hecho amenazar la seguridad global: “Si tú interpretas el slogan ‘America First’ de ciertas formas, podría sugerir que no se está priorizando la estabilidad de África ni el liderazgo de los Estados Unidos.”

Gates se muestra optimista en muchos aspectos. Al citar en su carta anual al libro The Better Angels of Our Nature: Why Violence Has Declined, del autor Steven Pinkeren, Bill Gates opinó de este: “Muestra cómo la violencia ha disminuido de forma dramática con el paso del tiempo. Esas son buenas noticias para la gente, ya que se tiende a pensar que las cosas no están mejorando tanto como debieran. De hecho, de muchas maneras significativas, el mundo es un mejor lugar para vivir de lo que fue en el pasado.»

La presidencia de Donald Trump depende de que los americanos crean lo contrario: que el mundo se desliza hacia un caos peligroso y necesita de un líder fuerte que enderece las cosas.

¿Podrá la visión optimista del mundo que tiene Gates vencer la de Trump en este contexto? Probablemente no. Pero seguramente, Gates le habrá de manifestar su punto de vista al Presidente.

 

Fuente: http://www.vox.com/policy-and-politics/2017/3/20/14980646/bill-gates-trump-global-health-foreign-aid