Uber, la app que quita el sueño al sector del taxi en medio mundo

El desembarco de la aplicación no está siendo sencilla en muchos países: protestas de los gremios de taxis locales, prohibiciones y sanciones de tribunales locales; así como polémicas entorno a la seguridad o a la falta de una regulación adecuada

Por Carlos Manso   Gráfico: Luis Cano 

«Uber» ha regresado este miércoles a España, tras ver suspedida por un tribunal de lo Mercantil de Madrid a finales de 2014 acusada de competencia desleal al sector del taxi. Una polémica que parece acompañarle en algunos de los 69 países y 400 ciudades en las que opera en la actualidad. Hasta la fecha, según CNBC, la aplicación ha ganado 10.000 millones de dólares hasta la fecha y entre sus inversores se encuentran Goldman Sachs, Fidelity o, más recientemente, el millonario ruso Mikhail Fridman. Su primer mercado es Estados Unidos, seguido por China y la India:

[Pincha sobre los puntos en el mapa para conocer el nombre de la localidad. Haz zoom con el «+» y el «-» de la esquina superior derecha.]

Uber fue creada a principios de 2009 por los estadounidenses, Travis Kalanick y Garrett Camp, a quienes la imposibilidad de hallar un taxi durante un viaje a París el año anterior les inspiró la idea de una aplicación, que originalmente nació como una forma de solicitar vehículos exclusivos y que ahora se ha abierto a un amplio público. Además de convertirse en una fuente de ingresos para los chóferes al servicio de esta herramienta.

«Uber», creada en 2009, ya está extendida por 69 países y 400 ciudades

En el caso concreto de nuestro país, desde la famosa aplicación han reconocido- tal y como informaba ABC- que habían ido «creciendo demasiado rápido» y cambiado su modelo productivo poniendo el acento en su apuesta por la profesionalización de los conductores (autónomos o empresas) con licencias VTC (una suerte de arrendamiento para vehículos con conductor). En este sentido, los consumidores madrileños podrán usar la aplicación «Uber X» que al contrario que la suspendida cautelarmente «Uber Pop», será operada por chóferes profesionales.

India y China

Tras Estados Unidos, el segundo mercado de la famosa aplicación es China. Aquí tras unos inicios complicados, en los que las autoridades realizaron importantes redadas contra usuarios y conductores de «Uber» se enfrenta con una fuerte competencia local de la mano de «Didi-kuaidi». Una aplicación china que esta haciendo perder a Uber hasta 1.000 millones de dólares en un año, en palabras de su CEO Travis Kalanick en CNBC el pasado mes de febrero. Sin embargo, desde la compañía tienen previsto doblar su presencia en el mercado chino y destacan que pueden compensar estar pérdidas con ganancias en otros lugares del mundo.

Hasta la fecha, según CNBC, la aplicación ha ganado ya 10.000 millondes de dólares, lo que contrasta conDidi Kuaidi que, entre sus inversores cuanta con el fondo soberano chino CIC, Alibaba o Tencent captando financiación por más de 4.000 millones de dólares. Esto les ha forzado a realizar una política agresiva de descuentos y promociones para clientes y conductores.

La aplicación se enfrenta con una feroz competencia local en China o India

En otras zonas del mundo «Uber» también ha padecido problemáticos como la que le ha enfrentado con la policía de Nueva Delhi, capital de la India, quien se planteó hace dos años se planteó denunciar a la aplicación por presuntamente falsear las condiciones de seguridad de su servicio. Todo ello, después de que uno de los conductores adcritos a la app fuera acusado de violación a finales de 2014 y se prohibiera su funcionamiento durante unos meses.

En India Uber estuvo unos meses inactiva tras un caso de violación por parte de uno de sus chóferes no profesionales- ABC
En India Uber estuvo unos meses inactiva tras un caso de violación por parte de uno de sus chóferes no profesionales- ABC

Según recuerda «Wired», tras este incidente la aplicación estadounidense creó un botón del pánico concectado con la policía local para que los usuarios reportaran cualquier problema con el que pudieran encontrarse. De igual forma, en mayo del año pasado, ya permitía pagar en metálito saltándose una de sus normas tradicionales. Algo que también es posible en Filipinas, por ejemplo.

La razón estaría en la fuerte competencia de una empresa local, «Ola», quien opera en más de 100 ciudades indias y realiza más de un millón de viajes diarios. Sin embargo, «Uber» gana cuota de mercado y en todo 2015 ha pasado del captar el 4% del mercado al 40%. Además de tener registrados hasta 250.000 chóferes en todo el país. De por si, el país ya es el tercer mercado más importante tras Estados Unidos y China.

Europa: De «Uber Pop» a «Uber X»

Con un sector del taxi local altamente movilizado contra «Uber», el pasado mes de enero, la justicia francesa condenaba a esta aplicación a pagar 1,2 millones de euros a la Unión Nacional de los taxis por no obligar a sus conductores parar en la sede entre traslados, en cumplimiento de la legislación francesa que obliga a operar a este tipo de servicios sólo con una reserva previa.Por lo que entre un viaje u otro, no pueden permanecer aparcados en las calles.

No es la primera batalla que ganan los taxistas franceses, quienes ya lograron que otro tribunal impusiese una multa de hasta 150.000 euros a Uber Francia por «Uber Pop», que está prohibida en Francia desde enero de 2015.

«Uber» ha profesionalizado a sus conductores en lugares como Holanda o España

Al igual que también en España, fue precisamente «Uber Pop» el que fue prohibido por un tribunal holandés a finales de 2014. Un fallo que se basaba en que los chóferes no estaban en posesión de la licencia adecuada. En aquel tiempo, se fijó una sanción de 100.000 euros si la startup estadonidense no respetaba este fallo y, en el caso concreto de los conductores, las multas podían alcanzar 10 euros por cada violación hasta un máximo de 40.000 euros, informaba entonces Reuters.

Meses más tarde, a finales del año pasado, Uber optaba por una solución idéntica a la aplicada en España: lanzar un servicio con conductores profesionalizados, revelaba en aquel momento el diario holandés Volkskrant. En concreto, según este medio, como en España este servicio estaría a mitad de camino entre el viejo «Uber Pop» con chóferes amateur y la gama más lujosa – «UberBlack»- que se limita a vehículos de alta gama registrados y asegurados. Este periódico estimaba entre un 20% y un 30% de abaratamiento en los precios de este nuevo servicio.

Una experiencia exportada hoy a Madrid, que ya se había puesto en marcha en Bruselas que se denomina «UberX». «Queremos alterar algunas reglas existentes», resumía un portavoz de Uber en declaraciones recogidas por «Volkskrant». En cualquier caso, esta variante de la famosa plataforma también está extendida por París donde cuenta con más de 12.000 conductores y Londres, en la que ya trabaja con más de 25.000 chóferes.

Regulación en Estonia

Al igual que en México DF, como comentamos en este reportaje, Estonia ha optado por regular el funcionamiento de Uber en su territorio y pronto dará luz verde definitiva a una reforma de la Ley de Transporte Público, a instancias del primer ministro Kalle Palling. El proyecto aprobado introduce una serie de requisitos para plataformas como «Uber», en el terreno de la transparencia y la seguridad. Por ejemplo, informando de cómo se calculan las tarifas o enviando a los clientes facturas electrónicas o exhibiendo una foto del conductor y su número de licencia antes de que el viajero tome el vehículo.

En paralelo, se rebajan las condiciones para los taxistas y, desde Uber, anuncian que han trabajado con el agencia tributaria estona para el posible desarrollo de una nueva tasa electrónica de impuestos, que permmitiría a los propios conductores de la app declarar sus benficios apretando un botón.

Imagen de las protestas de taxistas en París contra el uso de Uber- ABC
Imagen de las protestas de taxistas en París contra el uso de Uber- ABC

El enfrentamiento entre un gremio tradicional como el del taxi y esta plataforma colaborativa se ha ido reproduciendo, con mayor o menor intensidad, en varios lugares del mundo como Latinoamérica. Especialmente polémico ha resultado su servicio de Uber Pop que realizan conductores no profesionales:

Latinoamérica:prohibición vs regulación

La presencia de «Uber» ha generado diferentes reacciones en los países de Latinoamérica donde ya presta servicio (México, Colombia, Brasil, Chile, Perú, República Dominicana, Panamá y Uruguay), cuyas reacciones se han movido entre la prohibición de la herramienta y su regularización. En el caso de Ciudad de Mexico, una de las más habitadas del mundo, han optado por la segunda opción: Tras las iniciales protestas de los taxistas del DF criticando a Uber porque facilitaría la evasión fiscal o la no observancia de determinadas regulaciones.

De esta forma, la capital de México se convirtió en la primera ciudad de Latinoamérica en regular el funcionamiento de esta app. En concreto, el Gobierno del Distrito Federal acordó a mediados del año pasado, las condiciones para que esta herramienta pudiera operar: Un permiso anual para aquellos conductores que quieran dar servicio de transporte privado de pasajeros, por el que deberán pagar poco más de 100 dólares. Un precio inferior al de los taxistas profesionales, se ha señalado desde medios locales. Además de una contribución del 1,5% por cada viaje, cuya recaudación irá destinada a un fondo público ad hoc.

Prohibiciones

Sin embargo, en la mayoría de los casos el conflicto no ha tenido un «happy end»:Por ejemplo, en Brasil, han optado por prohibir Uber. En concreto, hace casi un año, el Tribunal de Justicia del Estado de Sao Paulo, resolvió suspender la actividad de la plataformaque aterrizó en el gigante latinoamericano en 2014 tras una denuncia del sindicato del taxis de aquella ciudad. En Río de Janeiro la disputa no ha terminado todavía, según medios locales, aunque a día de hoy «Uber» sólo puede operar como un servicio de lujo en esta nación so pena de multa de 2.000 reales.

Un organismo colombiano sancionó a Uber con una multa de 143.337 dólares

Colombia tampoco parece muy convencida del desempeño de Uber, su Gobierno ya mostró a principios de 2015 sus reticencias a su presencia, pero la decisión más relevante la ha adoptado el pasado 7 de marzo la Superintendencia de Puertos y Transportes. Este organismo oficial sancionaba conuna multa de 143.337 dólares a Uber por una supuesta violación de la legislación local. Todo ello con el sector del taxi local en pie de guerre. Concretamente, en Bogotá, los gremios de taxistas llegaron a organizar «bloques de búsqueda» o patrullas para perseguir a los usuarios y bajarlos de los vehículos a finales del año pasado, según informaron medios locales como «Semana» o «El Espectador».

Próxima estación: Buenos Aires

Protestas y polémicas similares están teniendo lugar en otros países como Panamá, Uruguay o Argentina. Desde este último país, hoy mismo informaba «La Nación» de la desconfianza de las autoridades locales y de los gremios locales del taxi hacia el aterrizaje de la app estadounidense en Buenos Aires. Además se hacía eco de la posición del alcalde de la capital argentina, Horacio Rodríguez Larreta, quien afirmaba que no puede pedir unos requisitos a unos vehículos y diferentes a otros y pedí cumplir con la ley, exigiendo condiciones como un seguro, un registro o normas de seguridad.

El rotativo concluía que la capital de Argentina se perfila como «un territorio hostil» para la citada app y destacaba la convocatoria en redes sociales a la que respondieron 10.000 personas, en la que a los aspirantes a chóferes se les pedían requisitos como el permiso de conducir, documentación del coche, seguros o un certificado de penales, entre otras cosas.

 

Fuente: http://www.abc.es/economia/abci-uber-quita-sueno-sector-taxi-medio-mundo-201603301712_noticia.html

Compartir