• Sus líderes, tanto en el Congreso como en el Senado, afirman que no han hallado pruebas de que la Torre Trump fuese vigilada por el Gobierno de Obama.
  • El presidente de EE UU mantiene sus acusaciones y afirma que habrá «información adicional en las próximas semanas».
  • Crece la presión sobre Trump para que pruebe sus acusaciones a Obama.

EFE. 17.03.2017 – 03:22h El Comité de Inteligencia del Senado de EEUU aseguró este jueves no haber encontrado «ningún indicio» de que el Gobierno de Barack Obama interceptase las comunicaciones de la Torre Trump, como mantiene el actual presidente, Donald Trump.

«Basándonos en la información de que disponemos, no vemos indicios de que la Torre Trump fuera objeto de una vigilancia por parte de ningún elemento del Gobierno de Estados Unidos ni antes ni después del día de las elecciones de 2016», escribieron los líderes del comité, el republicano Richard Burr y el demócrata Mark Warner, en un comunicado conjunto.

La declaración se produce un día después de que los líderes del Comité de Inteligencia de la Cámara Baja hicieran declaraciones en ese mismo sentido. «No tenemos ninguna prueba de que eso ocurriera. No creo que hubiera un pinchazo de la Torre Trump», afirmó su presidente, el republicano Devin Nunes, ante los periodistas.

El Comité de Inteligencia de la Cámara Baja es el encargado de investigar la presunta injerencia del Gobierno ruso en las elecciones presidenciales de noviembre en EE UU, investigación en la que Trump solicitó que también se incluyeran las supuestas prácticas de escucha ilegal que, según él, llevó a cabo el Ejecutivo de Obama. «Habrá información adicional».

Sin embargo, pese a las declaraciones de los congresistas, Trump continuó defendiendo este miércoles sus afirmaciones: «Pinchar un teléfono abarca muchas cosas», declaró, en una entrevista con la cadena conservadora Fox. «Creo que usted va a ver algunas cosas muy interesantes que van a pasar a un primer plano en las próximas dos semanas», afirmó el presidente de EE UU, sin aportar más detalles.

En ese mismo sentido se pronunció este jueves en su rueda de prensa diaria el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, quien, en un intercambio bastante acalorado con los periodistas, afirmó, con respecto a las supuestas escuchas, y en referencia al presidente, que «él lo mantiene».

«El presidente dijo anoche que habrá información adicional que se presentará», agregó Spicer, quien argumentó que los congresistas no habían negado el pinchazo, sino que habían afirmado «no tener pruebas hasta el momento».

El portavoz reiteró que «hay un montón de informes de los medios de comunicación por ahí que indican que algo estaba pasando durante las elecciones de 2016», al asegurar que el mandatario será en última instancia «vindicado». Spicer pasó casi 10 minutos leyendo una serie de titulares y fragmentos de noticias en los que se discuten los informes sobre las investigaciones realizadas ante la presunta injerencia rusa en los comicios estadounidenses de 2016.

Sin embargo, ninguno de ellos daba a entender que se hubiera ordenado vigilancia sobre la Torre Trump, residencia y oficina del magnate durante la campaña electoral que le llevó a la Casa Blanca.
Fuente: 20minutos.es

Compartir