Parece que muchas cosas cambiaron con la llegada de Trump al poder. Digo “parece” porque hasta ahora la mayoría de sus bravatas permanecen en el campo de la retórica.

Aun así, ya ha cimbrado el piso de las emociones colectivas. Lo que parecía certeza se volvió incertidumbre en un abrir y cerrar de urnas. Al ser blanco principal de los enconos de Trump, México reacciona, pero contenido por la prudencia de la que carece aquel. Apercibidos de que tal vez la pasión nuble nuestro juicio, decidimos crear un foro virtual en el que mexicanos que han hecho su vida fuera del país nos cuenten cómo perciben las cosas desde fuera.

  1. ¿Qué consecuencias positivas/negativas crees que tengan las políticas y forma de gobernar de Trump? Tanto para los Estados Unidos, como para la UE, para México, para el Medio Oriente y para el equilibrio mundial.

  1. ¿Por qué consideras que está incrementando el número de adeptos de candidatos de ultraderecha en países democráticos del primer mundo

  2. Independientemente de tu opinión personal, ¿qué crees que respondería a las anteriores preguntas la mayoría de la gente en el país donde vives?


Philippe Marsillac
NIZA, FRANCIA

  1. Los electores que votaron por Trump seguramente no contaban con información factual ni analizaron las consecuencias que tendrían las acciones que prometía su candidato. Votaron por él de manera epidérmica y visceral creyendo que las causas principales de los problemas estructurales y coyunturales de su país se resumían al TLCAN, la inmigración, los mexicanos y los musulmanes. En realidad, la caída de la producción de manufacturas de EE.UU., así como la pérdida de empleos, se debe al vertiginoso crecimiento económico de China en los últimos 15 años y a la automatización en los procesos de producción de EE.UU. Antes de eso el TLCAN había demostrado ser beneficioso para todas las partes. En este contexto queda por verse cuales son las acciones concretas que aplicará para reactivar la economía y generar empleos productivos y competitivos. Para México, uno de los socios comerciales más importantes de Estados Unidos, es un reto y una oportunidad para salir de la gran dependencia que tienen con su vecino del norte y de buscar mantener y aumentar sus exportaciones a otros países. Esperemos que lo sepa aprovechar.
    Por otro lado, el proteccionismo que Trump quiere aumentar con relación a China, sin duda, ya está cambiando la fisionomía del mapa comercial mundial.
  1. Personalmente, no creo que estén incrementando, siempre han estado ahí, callados por temor a ser juzgados o penados. En mi opinión, los loables valores de igualdad y justicia para todos, llevados al extremo, han dado como resultado la discriminación positiva, el etnomasoquismo y la percepción de la pérdida de identidad de las mayorías en muchos países. Ahora, alguien les ha dado la oportunidad de expresar sus ideas y posiciones, desvelando lo que en realidad creen y son. Además, en periodos de vacas flacas, el sentimiento de injusticia generado por la pérdida del empleo, del poder adquisitivo o de oportunidades ─exacerbado por el terrorismo─, provoca el rechazo generalizado al “otro”: los inmigrantes de piel oscura, los extranjeros que llegan a quitarles el empleo y a imponer sus religiones y costumbres. En una sociedad en decadencia como EEUU y algunos países de Europa, la ignorancia de muchas personas sobre las verdaderas razones de la debacle es el semillero de la intolerancia que fomenta la búsqueda de una identidad nacional y la tendencia a cerrarse al exteror.
  1. En Francia somos muchos los que tratamos de mantener nuestros valores y de evitar la “americanización” de nuestra sociedad. Siglos de cultura y civilización son las bases fun-damentales de este país en donde intentamos mantener el bien común por encima del interés individual y valoramos el trabajo comunitario. Creo que muchos franceses responderían que el discurso populista de Trump, sin duda, hizo reaccionar a una sociedad ignorante, a la sociedad del consumo y del entretenimiento formateada por el individualismo, el capitalismo, la religión, la industria de la educación y los medios masivos de comunicación; corrompida por la avaricia de la oligarquía, las multinacionales y la élite dominante. Una sociedad convencida de que es “grande”, cuando en realidad sus dos siglos de existencia, tras haber colonizado violentamente y casi aniquilado a los verdaderos nativos de ese territorio, no son gran cosa, solo es un negocio.

Patricia Merás
LISBOA, PORTUGAL

  1. “America First” (“Estados Unidos primero”): con este slogan, Donald Trump captó la atención de un pueblo norteamericano desilusionado. Una estrella en el ocaso que ve cómo su grandeza se transforma en una sociedad en decadencia e invadida de multinacionales con inversiones en todos los puntos del globo, pero que solo utilizan el suelo americano para enriquecerse. El objetivo de Trump es simple: comprar productos estadounidenses y contratar trabajadores norteamericanos. Lo que tiene como efecto colateral la renegociación de muchos tratados (entre ellos el NAFTA), el abandono del TPP, la intensificación de sus conflictos con México y el debilitamiento de la Alianza del Pacifico; además de incrementar la incertidumbre de su política comercial y de su futuro con China. Trump sabe que la industria automotriz es importante para la economía de México, por ello, ante la amenaza de un arancel del 35%, Ford canceló una inversión de mil 600 millones de dólares en San Luis Potosí y Fiat Chrysler abandonó su idea de invertir.
  ¿Qué opinas?| La opinión de la juventud

Para México, el golpe está siendo fuerte y certero dentro por parte de Trump, quien abiertamente ha amenazado con penalizar a las multinacionales que invierten en México con un impuesto transfronterizo, también sus vecinos del sur, Brasil y Argentina, ven a México como una amenaza, ya que sus excedentes de producción irán hacia las economías principales de América Latina. Trump prometió un muro y lo está cumpliendo, ciertos muros no necesitan ser de piedra y cemento.

Para la UE, la nueva política de Trump ha traído un mayor optimismo con respecto al crecimiento global.

La estrategia de Trump es hacer notar la importancia del mercado estadounidense a las empresas mundiales. Estados Unidos es el principal comprador, con aproximadamente el 18% de las importaciones que se realizan en todo el mundo.

En cuanto al tema del Medio Oriente, eso va mucho más lejos que simples inversiones multimillonarias. Allí se encierra la guerra y las redes de terrorismo. El impacto es y será incalculable.

  1. El auge ya tiene un par de años y creo que es el resultado de la caída de Rusia, del desencanto de un socialismo que se perfilaba como un poder y una sólida opción─, aunado a una Europa que ve su economía cada vez más inestable ante un euro que no es lo que parecía ser. Trump propone objetivos que la ultra derecha festeja y enaltece ante la búsqueda de rescatar su economía, su grandeza y su poder. La globalización tiene un límite comercial e ideológico, especialmente cuando toca los intereses monetarios y una cómoda estabilidad que se había consolidado a lo largo de siglos de trabajo, de guerras mundiales y de cambios históricos. No sé si eso sea una opción real o más bien el cansancio de no ver una salida ante tanta corrupción, robo y malas decisiones políticas.
  1. Independientemente de todo lo que se dice del presidente Trump en las redes sociales y las críticas en los bares o cafés, aquí les da miedo y les gusta Trump. Les agrada su seguridad y la confianza que da ver un líder que defiende la economía nacional y busca la estabilidad de su pueblo y de su país. “America First”. ¿Quien no quisiera oír y ver que un político hace como presidente justamente lo que prometió como candidato. Es el sueño de todo ciudadano.

Mariano  Lozano
CANTABRIA, ESPAÑA

  1. EE.UU. mantendrá la política de su historia (doctrina Monroe): “America first”. La globalización ha sido un fracaso. Pese al silencio de las grandes cadenas y medios, creo que para Europa no será peor que Obama-Clinton: guerras en Oriente Medio y Mediterráneo, cuya herencia son las migraciones masivas de esas zonas a los países europeos. En cuanto a lo económico, la crisis nació en Wall Street y se expandió a Europa.
  1. La radicalización de la derecha es un axioma que me sorprende que nadie, con criterio propio y bien formado, dé por sentado. Hago dos observaciones sencillas:
  • Para un venezolano hoy, ¿hay radicalización de la derecha con respecto a hace 30 años? No creo, salvo para Maduro. ¿Para un ruso que se compare con Stalin? Sí, afortunadamente para sus vecinos.
  • Los grandes canales de prensa y T.V. que mantienen ese criterio (el criterio de la radicalización de la derecha) tienen un criterio uniforme en lo general: matizado o esclavo de la financiación de lobbies o partidos políticos (suponiendo que no sean lo mismo). A menudo, la prensa local es más independiente y fiel a sus lectores.
  1. A la luz de lo recién dicho, que quedó probado con los electores de Estados Unidos, esto es fácil de contestar: hay un cuerpo electoral de desarraigados de la metrópolis y presuntos intelectuales que ven, oyen y leen cotidianamente un mensaje tan uniforme como su financiación; y hay otro electorado de clases medias educadas en un seno familiar y de valores tradicionales o vecinos de una comunidad natural, incluso rural, que aprende con sentido común o de sus padres. Curiosamente, los primeros no aceptan los resultados electorales.
  Nikki Haley, la primera mujer en puesto clave del gobierno de Trump

En España pasa algo similar a causa de los avatares desde 1980, del matiz generacional y de la disminución en la fertilidad, lo que hace que la moral religiosa esté indefensa y en minoría.


Vicente Irigoyen
GINEBRA, SUIZA

  1. La única consecuencia positiva que puedo encontrar es que finalmente Estados Unidos mostró la realidad del racismo y de otras formas de discriminación todavía existentes, pero anestesiadas por las reglas de lo políticamente correcto y la hipocresía. Eso abre un escenario en donde se puede trabajar sobre un contexto cierto y con mejores expectativas de impacto.

Para enlistar lo negativo tendría que pasar demasiado tiempo, pero creo que podría resumirlo en que nadie pudo anticipar las circunstancias que dieron pie a la elección de Trump como presidente. Una de esas circunstancias es el hecho de que sus votantes prefirieron aTrump, por la razón que sea, a pesar de todas las señales que lo describían claramente como racista, misógino, populista, tramposo, superficial y un extenso etcétera. Tal parece que Trump fue el costo que se “tuvo que pagar” y eso es preocupante.

  1. Steve Case, fundador de AOL, dijo en una conferencia que uno de los mayores desafíos de los gobiernos es su incapacidad para reaccionar a la misma velocidad a la que se mueve la tecnología. La realidad también ha sorprendido a una población que había apostado por las bondades de la globalización, pero que de repente se dieron cuenta de que también traía un costo. La ultraderecha encuentra su principal (y a veces) único enemigo en la inmigración. La ultraderecha nacionalista ha encontrado adeptos entre los que, más que compartir una idea conceptual, han vivido o conocido experiencias negativas a causa del movimiento de las personas de otros países, culturas y creencias. Fue muy seductora la idea de tener una mente abierta y progresista hasta que los inmigrantes comenzaron a pesarle a la hacienda pública y, aparentemente, a participar en actos delictivos.
  1. Es claro que la mayoría no eligió a Donald Trump y mi sensación es que, conforme avanzan los días, aquellos que votaron a su favor por preferirlo a Hillary o por preferir una opción conservadora se han arrepentido. Podría atreverme a decir que la mayoría está desencantada con Trump, sólo su núcleo duro se ha mantenido fiel.

Julio Salazar
CALIFORNIA, EUA

  1. Aquí se está viviendo una psicosis, no solo en California, sino en todo el país. Están realizando redadas de la misma manera en que se echa una red al mar y se pesca lo que se busca (delincuentes) y lo que no se busca.

No estoy en contra de la seguridad nacional, pero sí de que se criminalice a todos los migrantes. Es verdad que hay gente mala, mas no es la mayoría. Si alguien hizo algo malo que se vaya.

Estamos peleando lo justo. Hay que conocer tus derechos, mientras sepas defenderte y no violes los códigos, no tienes problema. Lo que más me interesa es que los estudiantes no se toquen.

  1. El racismo siempre ha existido. Tan solo en California existen unos noventa grupos racistas y extremistas: neonazis, el Ku Klux Kan, White Power, etcétera. La retórica de Trump ha hecho que el racismo deje de estar contenido.
  1. Lo positivo es que está uniendo a la raza latina con los inmigrantes de otros países. Un Día sin Inmigrantes tuvo éxito porque hizo notar que los latinos tenemos presencia. En el campo, la mayoría de los trabajadores son latinos. Al sacar a nuestra raza de trabajar tendrán que hacerlo los blancos y no están acostumbrados. La gente que pide dinero en la calle son negros o güeros, no latinos.

Aquí en los Estados Unidos, un trabajador sindicalizado te cobra entre 75 y 45 dólares la hora. ¿Crees que a la Ford le va a convenir? Automáticamente los precios van a subir.

  El miedo es el mensaje

Me caen mal los políticos porque hablan de lo que no están viviendo. Tengo un negocio de pintura de casas, soy contratista y empleo a seis personas. Sé de lo que estoy hablando.


Ingrid Konwitz
BERLIN, ALEMANIA

  1. Hay un sinnúmero de consecuencias actuales y por verse. Ocuparse de su propio país en primer plano no es negativo, pero el cuestionar y debilitar organizaciones como la OTAN, dudar de la eficacia de la Unión Europea y cancelar tratados existentes y positivos de comercio como el NAFTA y el TPP desestabiliza a muchos países del mundo política y económicamente. Además, hay problemas que solamente unidos se pueden resolver y combatir; como el problema del medio ambiente, el cual, según Trump, no existe.

En el caso de la Unión Europea, hay países que cuestionan esta unión y ahora por la posición pública y negativa de Trump se podrían sentir motivados a abandonarla.

La manera de gobernar de Trump, desde mi punto de vista, es absolutamente irracional y no convencional en contenido y forma, pero el hecho de que haya ganado hace recapacitar a los gobiernos de otros países y los está llevando a considerar más los deseos y temores de su gente.

El problema que tiene Trump con México parece ser personal y utiliza su posición para solucionarlo; sin embargo, es una oportunidad para que México (que si no fuera por su gobierno tendría todo para ser una gran potencia) reduzca su dependencia económica de los EE.UU. y busque nuevos socios comerciales.

  1. Pienso que eso se debe a que la gente está cada vez más en desacuerdo con las decisiones políticas y siente que sus intereses y temores no son tomados en cuenta. Por otro lado, la creciente diferencia entre ricos y pobres aumenta el descontento social. La disminución global de la educación propicia un gobierno de extrema, al igual que la actual situación en relación a la migración migración, que provoca que aumente el terrorismo. Aquí, en Alemania, el porcentaje de votos en el Parlamento (alemán y europeo) del partido de derecha AfD (Alternativa para Alemania) ha aumentado desde su creación en 2013 de 4.7% a aproximadamente el 17%, sobre todo por el problema de los refugiados. Los alemanes no están en contra de que refugiados que necesiten ayuda vengan, su negativa es causada por la falta de organización y leyes que regulen la situación desbordante. Además, lamentan que algunos refugiados no estén dispuestos a aceptar o adaptarse a las normas y leyes del país.
  1. En Alemania, el 85 por ciento de las personas está en contra de Trump, aunque muchos consideran que Clinton no era buena alternativa. No existe consenso con muchas de sus posiciones, por ejemplo, en el manejo de los ilegales, la OTAN y el medio ambiente. Se teme una alianza de EE.UU. con Rusia. No toman muy en serio a Trump, pero les preocupan los miembros de su gabinete como Bannon y Miller, sienten que va a haber un cambio en el mundo que actualmente no pueden concretar, pero posiblemente no va a ser positivo.

Fabián Armendariz
Dublín, Irlanda

  1. Yo creo que los principales perjudicados van a ser ellos mismos (EE.UU.). La incapacidad de gobernar de Trump, principalmente por ignorante, está desequilibrando las estructuras políticas de su propio país y fragmentando a la población aún más de lo que ya estaba durante la campaña. El resto de los países del mundo, me parece que ya se han hecho a la idea de que simplemente tienen que ignorarlo, en la medida de lo posible, y continuar su relación con los Estados Unidos evitando a Trump directamente, pero no a las empresas o instituciones con las que se han relacionado en el pasado.
  1. Es difícil señalar un solo factor que esté propiciando este fenómeno. Hay tendencias cíclicas que lo pueden facilitar, como el crecimiento de la calidad de vida de los países después de una recesión económica,─ o el desarrollo de políticas sociales que pueden ser de alto costo y que los gobiernos no pueden mantener a largo plazo. Todo esto aunado a los conflictos políticos de países menos desarrollados que causan migraciones, ─ya sea por razones económicas o políticas, en el caso de los refugiados.
  1. Vivo en un país en el que no existen movimientos políticos importantes de ultra derecha, por lo que la mayoría de la población los tacha de populistas y fanáticos que se benefician de la ignorancia de la gente.

Deja un comentario