«Nos falta silencio a todos y en especial a los niños», explica Jordi Canalles, director de la escuela La Llacuna del Poblenou. La propuesta que está estos días sobre la mesa de los alumnos se traduce en actividades relacionadas con el arte. Con esta iniciativa quieren ensalzar el silencio porque «es muy importante para escuchar y para saber lo que hacemos y por qué lo hacemos».

Canalles ha explicado que los alumnos de la escuela «están muy dispuestos y les parece muy interesante y están participativos». Supone una enseñanza más en sus vidas que les puede ayudar en su día a día. El director de la escuela ha querido resaltar la importancia de los ‘silencios buenos’, los que nos ayudan a tomar decisiones o relajarnos. «Hay silencios malos que coartan, que no dejan ser uno mismo y estos no nos interesan».

Talleres en silencio

A lo largo de la semana los niños de la escuela podrán realizar diferentes actividades con las que valorar más la ausencia de sonidos. En la escuela La Llacuna del Poblenou han decidido realizar cada día diversos talleres relacionados con el arte. El lunes está dedicado a la imagen, y por lo tanto se han destinado 6 aulas al color, la luz y el paisaje. El martes los más pequeños podrán relacionar sonidos con silencio, desde esculturas sonoras hasta descubrir los sonidos que esconde una cueva en silencio. El miércoles se lo dedican al movimiento, con talleres de danza y yoga. Y para el jueves organizan una salida de la escuela con la que los niños puedan encontrar el silencio en la calle.