Pence destaca «dinamismo» de comunidad hispana
El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence (c), a su llegada al Capitolio antes de su reunión con miembros del Congreso en Washington, Estados Unidos, hoy, 9 de marzo de 2017. EFE (EFE )
09/03/2017 14:55:02

Washington.- El vicepresidente, Mike Pence, destacó hoy que la comunidad hispana «es una de las más dinámicas» del país y que su éxito es el de todos los estadounidenses, al subrayar que los pequeños negocios dirigidos por latinos son los que están creciendo más rápido.

Pence intervino en un foro en un hotel de Washington organizado The Latino Coalition (TLC), una entidad no partidista y la líder en cuanto a representación de negocios y consumidores hispanos.

En línea con el lema del foro, «Hacer a los pequeños negocios grandes de nuevo», Pence prometió en su discurso que el Gobierno del presidente Donald Trump será «el mejor amigo que los pequeños negocios estadounidenses hayan tenido jamás».

«Cuando los pequeños negocios son fuertes, la economía estadounidense es fuerte», remarcó Pence al contar su propia experiencia dentro de una empresa familiar, ya que, según dijo, a los 14 años empezó a trabajar en una gasolinera propiedad de su padre.

El vicepresidente hizo especial hincapié en su intervención en la importancia de los pequeños negocios dirigidos por latinos y de la comunidad hispana en general, una de las más preocupadas por la dureza de las medidas migratorias que está tomando el Gobierno de Trump.

Pence detalló que el número de pequeños negocios cuyos propietarios son latinos se ha doblado en la última década y que son los que están creciendo más rápido.

La comunidad latina «es una de las más dinámicas» del país, «su éxito es el éxito estadounidense y tanto el presidente (Trump) como yo lo sabemos», declaró Pence.

En otro momento de su discurso, el vicepresidente aseguró que, dentro de la promesa de Trump de proteger las fronteras y hacer cumplir las leyes migratorias, la «principal prioridad» es expulsar a los miembros de pandillas, narcotraficantes y criminales «que amenazan» a las comunidades del país.

De acuerdo con Pence, tanto él como Trump creen que un sistema migratorio basado en el estado de derecho beneficiará a todos los estadounidenses, «incluidos los hispanos».

Asimismo, Pence recordó que, en su intervención ante una sesión conjunta de la semana pasada, el presidente dijo que ve posible lograr «una reforma migratoria real y positiva».

«Y mostraremos, como el presidente prometió, un corazón grande en cada paso del camino (hacia esa reforma)», agregó.

El vicepresidente también aprovechó su discurso para cargar contra la «pesadilla» que ha supuesto Obamacare, la reforma sanitaria del expresidente Barack Obama, para muchos pequeños negocios, puesto que les ha dificultado crecer y ha sido una «carga demoledora» para la creación de empleos.

Pero esa «pesadilla está a punto de terminar», sostuvo Pence sobre la ley de salud presentada esta semana por los republicanos, apoyada por Trump y que ya está siendo debatida en el Congreso, antes de anotar que habrá «una transición ordenada» desde Obamacare al nuevo sistema.

Bajo el proyecto republicano de reforma sanitaria, los estadounidenses «tendrán libertad» para elegir dónde compran sus seguros médicos y se reducirá el coste gracias al «incremento de la competencia».

La propuesta republicana desmantela las disposiciones básicas de Obamacare, incluyendo sus subsidios para ayudar a la adquisición de seguros médicos y la expansión del Medicaid, programa para el acceso sanitario a la gente de bajos recursos.

«Nosotros (el Gobierno) estamos estos días en el negocio de mantener promesas», declaró por otro lado Pence al enumerar varias de las medidas que quiere llevar a cabo Trump, entre ellas un plan de inversiones en infraestructura, una reforma educativa y recortes masivos de impuestos.