La Casa Blanca veta a grandes medios de un encuentro
El País (1ª Edición)
25 febrero 2017

Varios grandes medios nacionales estadounidenses, entre ellos The New York Times, Los Angeles Times, CNN y Politico, denunciaron ayer que la Casa Blanca les impidió acceder a un encuentro rutinario del portavoz de Donald Trump, Sean Spicer, con la prensa acreditada. La decisión, insólita, de vetar a estos medios se produjo después de que todos ellos informaran de que la Casa Blanca había pedido al FBI que desmintiera públicamente contactos entre el Kremlin y el entorno del presidente estadounidense, una información que llevó a Trump a clamar contra las filtraciones, contra los agentes federales y contra los medios de comunicación a los que ya ha llamado “enemigos del pueblo” en ocasiones anteriores.
La celebración de una rueda de prensa diaria en la que se permite que medios nacionales e internacionales hagan todo tipo de preguntas sobre el Gobierno ha sido, tradicionalmente, uno de los orgullos de las sucesivas administraciones que ocupan la Casa Blanca. Al fin y al cabo, la libertad de expresión está consagrada en la Primera Enmienda de la Constitución.
Cuando por algún motivo no es posible hacerlo ante las cámaras en la sala de prensa, se convoca a un gaggle, que cumple el mismo principio —los periodistas preguntan al portavoz— pero, al no estar ante las cámaras, puede tener un carácter más informal. En todo caso, un periodista acreditado ante la Casa Blanca tiene garantizado el acceso a ese tipo de encuentros con el portavoz, en este caso Sean Spicer.
Según han denunciado el Times y CNN, cuando sus reporteros acudieron a la hora del encuentro con Spicer, asistentes del portavoz “solo permitieron la entrada de un grupo elegido a dedo de medios que, dijo la Casa Blanca, habían confirmado previamente su asistencia”.
No es casualidad, señaló CNN, que entre los “confirmados” estuvieran los medios conservadores que habitualmente informan de forma favorable sobre Trump, como Breitbart News —cuyo antiguo jefe, Stephen Bannon, es ahora asesor del presidente—, The Washington Times u One America News Networks. Otros medios que sí pudieron acceder son las cadenas ABC, CBS o Fox News, además de diarios como el también conservador The Wall Street Journal. Dos medios, la agencia AP y la revista Time decidieron no participar a pesar de que también habían sido “seleccionados” para asistir en protesta por el veto a otras empresas informativas.
El presidente de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca, Jeff Mason, dijo en un comunicado que la organización está protestando con contundencia por lo ocurrido y prometió que discutirá este asunto con el personal de la Casa Blanca hasta que se aclare.