Una «grave inestabilidad emocional» del gobernante lo hace «incapaz de servir con seguridad» en su cargo actual, aseguran 35 psiquiatras de Estados Unidos en una carta abierta.

'Diagnostican' a Trump un defecto mental que lo "incapacita como presidente"

El presidente Donald Trump – Joshua Roberts Reuters

¿Nunca habías oído esa palabra? Aquí tienes su significado:

  • Caquistocracia

Gobierno encabezado por las peores personas, o las menos capacitadas, de un país.

Se entiende que recurra al inusual término ahora que 35 expertos en psiquiatría han hecho pública la preocupación que comparten por la salud mental del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Por medio de una carta enviada a la redacción de The New York Times el pasado 9 de febrero, los psiquiatras se atreven a diagnosticarle una “grave inestabilidad emocional” que lo hace “incapaz de servir con seguridad” en su cargo actual, sin entrar en detalles sobre el «discurso y las acciones» de Trump.

Estos profesionales se exponen a sanciones. El colectivo admite que está desobedeciendo la Regla Goldwater del año 1973, un artículo clave del código ético con el cual la Asociación Psiquiátrica Americana prohíbe a los miembros del gremio evaluar a figuras públicas. La justificación es que «está demasiado en juego como para permanecer en silencio», según reza la carta.

«El discurso y las acciones del señor Trump demuestran una incapacidad de tolerar opiniones divergentes con las suyas, lo que le provoca reacciones de rabia», afirman los autores. Además, en su opinión, el mandatario es incapaz de sentir empatía.

“Las personas con estas características distorsionan la realidad y atacan a los hechos y a los que transmiten. Es un líder poderoso y es probable que aumenten los ataques», advirtieron en la carta.

Por su parte, el experto John D. Gartner lo diagnosticó con «narcisismo maligno”:

Señales de narcisismo enfermizo

Las señales que podrían demostrar los problemas psicológicos de una persona pueden ser: la manera en que intenta ridiculizar y realizar críticas degradantes a sus oponentes; la forma en que fomenta el culto al hombre fuerte que apela al miedo y la ira; la promesa de que todos los problemas se van a solucionar gracias a él; la capacidad por reinventar la historia y el poco interés por la verdad. Y según la Asociación Americana de Psiquiatría, cualquier persona que tenga cinco de todas estas señales puede definirse como una persona con «trastorno de personalidad narcisista».

¿Lo has leído y te has acordado de actitudes de Donald Trump? El Daily News de Nueva York enumeró diferentes situaciones en las que se puede estar evidenciando este tipo de trastorno en el Presidente:

  • Antes que nada cree que es especial y que es el único comprometido con la causa. Eso lo dejó muy claro en su discurso de la inauguración cuando le dijo a la población estadounidense que finalmente alguien se preocuparía por ellos, contrario a lo que hizo Barack Obama y otros presidentes.
  • Por otro lado, carece de empatía, es decir, no está dispuesto a reconocer o identificarse con los sentimientos y necesidades de los demás. Lo cierto es que Donald Trump empatizó solamente con los estadounidenses hombres y blancos, toda persona que no entrara dentro de esos rasgos fue subestimada por el presidente de Estados Unidos: mujeres, personas de la comunidad LGBT, afroamericanos, mexicanos, musulmanes, entre otros.
  • Cree que todos lo envidian, pero es él que envidia a las demás personas.
  • Muestra comportamientos arrogantes. ¿Hace falta decir algo más de su soberbia y arrogancia?

¿Crees que estas señales sean razones suficientes para destituir al actual presidente de los Estados Unidos?