El cineasta iraní Asghar Farhadi, nominado al Oscar por la película The Salesman (El viajante), no irá a la ceremonia del próximo 26 de febrero en Los Ángeles, CA, en protesta por la orden ejecutiva de Donald Trump sobre bloquear la entrada de ciudadanos de siete países musulmanes a los Estados Unidos.

El ganador del Oscar a la Mejor Película de Habla no Inglesa en 2012 por Nader y Simin, una separación, declaró el pasado domingo a New York Times:“Lamento anunciar a través de estas declaraciones que he decidido no asistir a la ceremonia de los premios de la Academia junto a otros miembros de la comunidad cinematográfica. La posibilidad de presentarme ha sido acompañada por peros, lo cual de ninguna manera son aceptables para mí, ni siquiera con excepciones hechas para mi viaje”.

Farhadi, que ha sido nominado a Mejor película de habla extranjera, no podría entrar a los EE.UU. por la orden que establece la suspensión durante 90 días la concesión de visados a todos los ciudadanos.

La controversial orden también suspendió la entrada de refugiados por 120 días. Igualmente, la protagonista de la película, la actriz iraní Taraneh Alidoosti, anunció durante la semana que tampoco atenderá los Oscar como boicot en contra de Trump: “La prohibición de visas de Trump para los iraníes es racista”, publicó en su Twitter.

“No importa si esto incluye la entrada por un evento o cultural o no, no asistiré por protesta a los premios de la Academia de 2017”. En respuesta a la nueva prohibición de viajes de Trump, en una declaración transmitida por CNN, el Ministro de extranjería iraní, llamó la orden ejecutiva como “un insulto obvio al mundo Islámico y en particular a la gran nación de Irán”.