fernando ortiz

Las paredes verdes de Fernando Ortiz podrían transformarse en huertas, generadoras de agua y hasta purificadoras de aire.

Luego de hallar monótona la arquitectura tradicional, Fernando Ortiz Monasterio adoptó la técnica verde en su trabajo cuando vivió en Madrid. Allá, descubrió una pared en un museo, pronto averiguó quién era el creador de tal construcción y lo fue a visitar a París.

En esta ciudad tuvo la oportunidad de adentrarse más en la técnica, y se juró a sí mismo crear una empresa de modificación metropolitana y transformar la Ciudad de México a través de su arquitectura. Más allá de perseguir un estilo estético con sus muros verdes verticales, Fernando Ortiz busca generar beneficios a esta poblada y contaminada ciudad.

El arquitecto, que más bien se define a sí mismo como un jardinero, es el fundador del Taller VerdeVertical, una iniciativa que nació por su avidez de salvar la Tierra. Hoy por hoy, es uno de los mejores artífices de la arquitectura sustentable en toda Latinoamérica. Su misión es que sus paredes trasciendan del valor decorativo y se conviertan en verdaderos dispensadores de calidad de vida citadina.

fernando ortiz

Ortiz Monasterio insiste en la revitalización del espacio público, pues si no comenzamos a aprovecharlos, a largo plazo, la única solución será deforestar los bosques para convertirlos en terrenos cultivables.

La empresa VerdeVertical ya ha construido en más de 20,000 metros cuadrados de la Ciudad de México. Si bien este número suena apabullante, la realidad es que no es suficiente en una urbe como la nuestra. La Organización Mundial de la Salud recomienda 9 metros cuadrados por habitante. En esta metrópoli harían falta 198 millones para cumplir con el cometido aconsejado por la OMS, ya que actualmente solo se han intervenido 70 millones.

Afortunadamente, el arquitecto/jardinero ya se dio a la tarea de recorrer la ciudad e investigar acerca de los muros abandonados. Existen alrededor de 168 millones de metros cuadrados, lo cual sobra para cumplir con la meta.

fernando ortiz

Ahora bien, una vez que ya se tiene el espacio, resta pensar en la mano de obra. Se estima que se necesitan 20 millones de personas para crear tantas paredes verdes. ¿Suena imposible, no? No tanto si consideramos que si cada habitante planta seis metros cuadrados se podrá alcanzar el propósito.

Fernando Ortiz Monasterio incita a la ciudadanía a participar en este proyecto, porque los beneficios son verdaderamente sorprendentes:

fernando ortiz

El primero se llama Granjas Verticales, es un sistema donde se plantan productos de huerta. La idea es que se dejen de importar productos y se vuelvan mucho más accesibles a los ciudadanos.

El segundo beneficio es Fábrica de Nubes, donde se planean colocar láminas en las paredes que capturen el agua con el que se riegan las plantas y sean ellas mismas las que regeneren y limpien las gotas. Posteriormente se filtraría y se volvería potable.

Finalmente, Aire Verde es un sistema de entubado que puede llegar a limpiar y refrescar el aire, haciendo de la Ciudad de México un mejor lugar para vivir.

fernando ortiz

Fernando Ortiz Monasterios es sin duda un visionario, que con sus ideas (completamente viables) se puede llegar a transformar la calidad de vida de la ciudad. “No soy un artista, soy un servidor público que busca integrar la naturaleza en el medio urbano.”

fernando ortiz


 

Fuente e imágenes: Conciencia Sustentable.