De la canela a los pétalos de rosa, estos jarabes te ayudarán contra los males de cualquier estación.

Para luchar contra algunas de las enfermedades, los frailes carmelitas tienen buenos jarabes. Durante la transmisión del programa televisivo “Il medico” por la TV católica italiana Tv2000 (13 enero) Fray Ezio ofreció estas sencillas y útiles recetas.

Jarabe sencillo

La base de las infusiones la constituye este “Jarabe sencillo”:

Ingredientes:

250 g de azúcar blanco

250 ml de agua

Calentar en una cazuela mezclando continuamente sin dejar que hierva. Conservar en botella y en el frigorífico un máximo de 4 semanas

Este jarabe, explica fray Ezio, tiene una acción emoliente sobre las mucosas, disminuye la cantidad de fluidos que se forman en ellas, así que ya de por sí es muy útil para las enfermedades por enfriamiento. Además, es la base de todos los jarabes. Se conserva en el frigorífico un máximo de cuatro semanas, se puede utilizar para endulzar las bebidas frías en lugar del azúcar normal.

Jarabe de especias

Es útil contra el resfriado, la gripe, la artrosis y la artritis.

Ingredientes:

3 bastoncitos de canela

1 cucharada de nuez moscada

piel de naranja

Media vaina de vainilla

1 cucharada de jengibre triturado

250 mil de jarabe sencillo

1 taza de agua

El procedimiento es el mismo. Se calientan todos los ingredientes sin dejar que hierva la mezcla, se deja responsar y se toma una cucharada dos veces al día antes de las comidas. La canela y el jengibre tienen una fuerte acción anti-inflamatoria.

Jarabe de tomillo

Es útil contra la tos y el dolor de garganta.

Ingredientes:

30 gramos de tomillo

30 gramos de albahaca seca

200 ml de agua

250 ml de jarabe sencillo

Se toman dos cucharadas dos veces al día fuera de las comidas.

Jarabe de rosas

Es útil contra inflamaciones y dolor de estómago

Ingredientes:

50 gramos de pétalos de rosas no tratadas

100 gramos de agua

1/2 zumo de limón

500 ml de jarabe sencillo

Se calienta el jarabe sencillo, se retira del fuego y se añaden los demás ingredientes. La infusión se deja cubierta durante 4-6 horas, escurriendo los pétalos para aprovecharlos al máximo. Se toma un vaso dos o tres veces al día diluido con agua. Se puede usar también para aromatizar tortas y postres, por ejemplo, las macedonias.


Fuente: aleteia
Imagen destacada: robmadeo / Flickr