Pocos saben que la charrería es el deporte nacional de México. Y el pasado diciembre, también fue proclamada por la UNESCO un Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Según la Unesco, este tipo de nombramiento se otorga a toda tradición o expresión cultural heredada de nuestros antepasados y transmitida a nuestros descendientes, tales como: tradiciones orales, usos sociales, rituales y actos festivos; además de conocimientos y prácticas relativos a la naturaleza y el universo, así como saberes y técnicas vinculados a la artesanía tradicional. Por tanto, es visto como un depósito de la diversidad cultural y la expresión creativa, así como una fuerza motriz para las culturas vivas.

49368_1En la actualidad, y como resultado de la globalización, este tipo de tradiciones se encuentran en peligro debido a la transformación social de la que es victima cada uno de los pueblos del mundo; y es por eso que con esta declaratoria la Unesco alienta a las comunidades a proteger y promover ese patrimonio.

La Charrería se integra a tradiciones mexicanas de gran importancia que son consideradas representativas de nuestro país y relevantes para la cultura mundial.

La importancia del patrimonio cultural inmaterial estriba en el acervo de conocimientos y técnicas que son transmitidas de generación en generación. En este caso, la Charrería se integró gracias a que se consideran un medio que transmite valores sociales como el respeto y la igualdad entre todos los miembros de la comunidad contribuyendo a la cohesión social.

Con esta declaratoria, México se convierte en el país de América Latina con más inscripciones en la lista de patrimonios de la Unesco, entre las que se encuentran: la festividad del Día de Muertos y el Mariachi.

Breve historia

Tiene su origen en el estado de Hidalgo, pero no fue sino hasta después de que la Reforma Agraria terminara con las grandes haciendas y que muchos de sus hacendados y allegados se asentaran en ciudades como México y Guadalajara que se formalizó como deporte. Pues ya lejos de su hogar, se comenzaron a reunir para realizar actividades basadas en la tradición ganadera que habían dejado atrás.

La Asociación Nacional de Charros A.C. se funda en junio de 1921, surgiendo así la Charrería, tal y como la conocemos ahora y convirtiéndose en el único deporte nacional.

Algunos tipos de suertes Charras

  • Cala. Consiste en lograr que el caballo se frene en un solo tiempo después de galoparlo a toda velocidad, además de hacerlo girar en una sola pata.
  • Piales. Se debe de detener a una yegua lazándola de la parte trasera.
  • Colas. El charro montado en su caballo debe de tomar por la cola al toro y derribarlo.
  • Jineteo de toro y yegua. El jinete debe de montar a un toro o yegua, y permanecer sobre él hasta calmarlo.
  • Terna en el ruedo. Tres charros lazadores montados a caballo y en una condición de equipo deberán lazar a un toro, pialarlo y derribarlo.
  • Manganas a pie o a caballo. Un charro situado en cualquier lugar del ruedo debe de lazar la parte delantera del caballo y derribarlo.

Curiosidades

  • Actualmente la Charrería es considerada reserva del Ejército en la rama de caballería.
  • Es el único deporte en el cual pueden quedarse a deber puntos.
  • Los charros no perciben sueldo por actuar.
  • Las “suertes” son llamadas así porque el éxito de la ejecución depende en gran parte de la voluntad del toro, caballo o yegua con la que se realicen.
  • Durante sus viajes, Maximiliano de Habsburgo gustaba de la vestimenta charra y de la compañía de la que llamaba “gente de a caballo”.

 

Charros del cine mexicano y sus películas

  • Eulalio González “Piporro”. La Valentina y Me gustan valentones.
  • Miguel Aceves Mejía. Cartas a UfemiaCuatro copas.
  • Antonio Aguilar. La cama de piedraAlbur de amor.
  • Tito Guízar. Allá en el rancho grande y El ranchero audaz
  • Pedro Armendáriz. Enamorada y Flor silvestre.
  • Pedro Infante. Los tres García y Los hijos de María Morales.
  • Luis Aguilar. Bendito entre las mujeres y Primero soy mexicano.
  • Jorge Negrete. Dos tipos de cuidado y Me he de comer
    esa tuna
    .