Si echas un vistazo a filmes como Casablanca y Suspicion, seguro te darás cuenta de que todo encaja en Aliados  (Allied, 2016).

El escritor Steven Knight arma un guión que, no por abrevar de otras fuentes, deja de ser efectivo. Hay que decirlo, el nivel de entretenimiento que este filme presenta es de primera categoría. Se apoya en su atractiva pareja protagonista para emular la pasión desenfrenada que Bogart y Bergman contagiaban en Casablanca, además de recordar la tensión narrativa y sexual que Joan Fontaine y Cary Grant desbordaban en Suspicion.

Imagen relacionada

De tal manera que, este nuevo filme, de tan talentoso guionista, trae consigo lo mejor del cine de antaño; las locaciones son discretas -ni siquiera se preocupan por disimular que la mayoría de ellas ocurren dentro del estudio-, la música no abruma y el diseño de vestuario es increíblemente glamuroso.

Hay que ser sinceros, no todo es perfecto. Robert Zemeckis no era el cineasta ideal para dirigir este filme. Nombres más apropiados como Paul Greengrass, Steven Spielberg o Christopher McQuarrie, hubieran encajado mejor.

Resultado de imagen para allied movie
Paramount.

Zemeckis dejó a un lado la tensión y la construcción del thriller para enfocarse más en la relación amorosa atormentada e insegura encarnada por Brad Pitt, quien, por cierto, es el otro culpable. Se ve que no está en su mejor momento, ni profesional ni personalmente. Era el idóneo para el papel, pero por algunas razones – acaso externas y que no enunciaremos aquí, puesto que seguramente ya las conocen-, su actuación se nota acartonada, distante y fría.

Concluyamos pues, que a pesar de sus fallos menores, pero nada escandalosos, Aliados no decepciona en su nivel de calidad ni entretenimiento y qué, además, acerca a las nuevas generaciones al cine clásico de Hollywood.


Rodrigo Mendoza. Cinéfilo por hábito -cada semana tiene una cita puntual con la sala de cine- por elección prefiere estar viendo una película que hacer cualquier otra cosa- y asiduo lector de cómics y novelas policiacas que solo buscan entretenerlo inofensivamente.

*Foto en portada: Paramount Pictures